9 cualidades del líder mundial

Guiar una organización capaz de competir en la escena global no es fácil, pero puede lograrse; conoce algunas características y estrategias que debes seguir para convertirte en uno de ellos.
El líder nace, pero también se hace con pasión, humildad y c
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pasión por lo que hace, visión de negocios a futuro y humildad para aprender, son las principales características que un líder global debe tener para dirigir exitosamente una organización.

Esto, aunado a una constante capacitación y retención de capital humano, conforman el camino para ir de un simple emprendedor a obtener el ADN del líder de clase mundial, según panelistas de la III Cumbre de Directores 2008 de Endeavor.

“Lo primordial es tener pasión, pues es la fuerza que ayuda al emprendedor a vencer los obstáculos y cumplir sus objetivos”, dice Cecilia Riviello, fundadora de Incrementa Consultores.

Para Julio Gutiérrez, ex vicepresidente de Starbucks Coffe International, el ingrediente esencial es “estar siempre interesado en aprender”.

Y aunque la mayoría piensa que los líderes nacen, la verdad es que “la mayoría de ellos se hacen gracias a que ejecutan las ideas y explotan su potencial”, dice Javier García, consejero independiente y ex vicepresidente mundial de Colgate-Palmolive.

A continuación, te decimos las características y estrategias que debes tomar en cuenta para ser un líder de clase mundial:

  • Pasión: esta cualidad te permitirá afrontar retos y lograr objetivos mediante la constancia y perseverancia. Además, brinda una visión más clara de la perspectiva de los negocios.
  • Humildad: aunque debes apreciar tus fortalezas, debes tomar en cuenta aún más tus debilidades para aprender de éstas y de las habilidades de la gente que te rodea: “No hay peor enemigo del líder que él mismo, sobre todo cuando pierde el contacto con la realidad y se cierra al aprendizaje”, dice Javier García.
  • Don de mando: debes imponer autoridad, pero mediante el respeto, no el miedo. Cecilia Riviello dice que una buena estrategia es ver a la organización como a una familia: “Hay que trabajar para el bien común y brindar protección a los subordinados, pero jamás permitir que duden quién es el que manda”. Hay que contagiar, no imponer.
  • Atesora capital humano: un líder de clase mundial se rodea de gente valiosa que comparte sus ideas y que le ayuda a llevarlas a acabo. “Es un error temer que haya gente excelente a tu alrededor”. Si no hay capital humano valioso, hay que resolverlo de inmediato.
  • Opina y escucha: así como da opiniones valiosas y constructivas, reconoce la importancia de escuchar puntos de vista diferentes al suyo, ya que estos enriquecen el proyecto y a la organización. Lo importante de este punto es desarrollar tu potencial y el de quienes te rodean mediante el impulso y el reconocimiento.
  • Da seguimiento: nunca deja las cosas a medias, y aunque sabe la importancia de delegar responsabilidades, como capitán del barco siempre está atento a los cambios, ya sea para reconocer un buen trabajo, o reorientar la dirección de algún proyecto.
  • Todo importa: sabe que cualquier acción, por mínima que parezca, es importante, por ello nunca baja la guardia y trabaja de manera excelente todos los días, siempre.
  • Es profeta: el mejor líder es aquél que predica con el ejemplo, por eso trabaja igual o más que sus colaboradores. Un excelente líder, jamás pide algo que es incapaz de hacer por él mismo.
  • Es timón y guía: en épocas de crisis, toma el control para dar buena dirección a la compañía, centraliza las decisiones y las ejecuta. En etapas difíciles, su principal reto es buscar mejores oportunidades y reclutar gente valiosa para la organización.
Ahora ve
No te pierdas