Dormir bien aumenta tu productividad

Los expertos recomiendan ocho horas de sueño por noche, pero los ejecutivos rara vez lo cumplen si no duermes lo suficiente, tu salud y las finanzas de tu empresa pueden verse afectadas.
Un buen descanso mejora tu creatividad y tu capacidad de con
Anne Fisher

Quizá te sientas identificado con Cynthia McKay (CEO de la empresa Le Gourmet Gift Basket), quien pasaba las noches en blanco, estresada por los negocios y afectada por el jet lag. Y como ella, todas las mañanas tienes que dirigirte a la oficina en un estado de cansancio permanente.

Esta situación a la larga repercute en tu desempeño, pues los errores son más comunes y pueden costarle dinero a tu empresa. Los expertos recomiendan entre siete y ocho horas de sueño, ¿las cumples?

Algunos ejecutivos presumen de dormir poco, pero según las investigaciones casi todos necesitamos de varias horas de descanso. Si duermes menos de siete horas, lo más probable es que funciones con una desventaja cognitiva, mientras tu salud y tu negocio pagan el precio.

Esto ocurre especialmente cuando se inicia un negocio: Un sondeo realizado por la asociación de pequeñas empresas NFIB reveló que los propietarios de microempresas suelen trabajar más horas durante la fase inicial de la empresa o cuando la economía entra en crisis –como pasa actualmente-.

El especialista James Maas de la Universidad de Cornell estima que los empresarios pierden al menos 700 horas de sueño en el primer año en que abren su firma.

Y te preguntarás ¿qué importa, no es uno más productivo cuando trabaja 18 horas diarias? La respuesta es no, las investigaciones científicas más recientes muestran que pasar un día o dos sin dormir lo suficiente puede trastocar la salud, la memoria, la concentración, el humor y la habilidad para tomar decisiones (incluso cuando tú no resientas los efectos).

“Hemos llegado a pensar que dormir el tiempo recomendado es opcional. Pero nuestro cuerpo no está de acuerdo con eso” explica Mark Rose-kind, quien fuera investigador del sueño en la Universidad de Stanford.

En efecto, dormir no es una pérdida de tiempo, ayuda a potenciar la salud, la inteligencia y el liderazgo –e incluso puede traer buenas ideas para mejorar la empresa (según una encuesta del 2007 de la compañía Staples, 51% de los empresarios afirma que con frecuencia sueñan cosas relacionadas al trabajo, y de ese porcentaje, el 70% dice implementar luego esas soluciones en la empresa).

La importancia del dormir es hoy irrefutable,  recientes estudios han asociado la falta de sueño con enfermedades como diabetes, obesidad y cáncer. La Universidad de Chicago lo comprobó al restarle horas de sueño durante seis días a un grupo de voluntarios sanos, el resultado fue que sus hormonas se alteraron, especialmente la leptina, provocándoles un hambre voraz por alimentos poco nutritivos y el azúcar de su sangre se elevó a niveles pre-diabéticos. 

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud ha recabado datos que demuestran que la falta de sueño perjudica el sistema inmunológico, al punto de que se está considerando calificar al insomnio crónico como cancerígeno, comparable a los efectos del tabaco y el asbesto.

Si quieres aumentar tu productividad, duerme bien. La falta de sueño afecta casi todas las actividades cognitivas, estarás menos alerta, reaccionarás pobremente a nueva información y tu memoria fallará. Imagina las implicaciones que esto tiene para tu empresa.

Si eres de los que piensa que podrás sacar el trabajo adelante si te mantienes despierto toda la noche, estás equivocado. Conseguirás más durmiendo un poco antes de retomar el trabajo, pues el cerebro realiza un proceso de consolidación de memoria justo antes de que caigamos dormidos. Así que, para los empresarios, la mejor razón para dormir es evitar errores costosos. Una decisión meditada debe consultarse con la almohada. 

Ahora ve
No te pierdas