¡Auxilio, mi vida 'ahoga' a mi trabajo!

Los problemas personales afectan la productividad laboral y causan conflictos en la empresa; aprende cómo manejar esta situación y evita que tu rendimiento sea víctima de estos.
La mejor opción es buscar un equilibro y pedir ayuda a un es  (Foto: )
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Dejar los problemas personales en la puerta del trabajo se dice fácil, pero hacerlo resulta sumamente complicado, sobre todo porque éstos inciden directamente en el ánimo de los trabajadores.

Estos conflictos afectan negativamente tu rendimiento y la manera en como te relacionas en el trabajo, amén de la baja productividad laboral.

“El ausentismo, pobre rendimiento, llegadas tarde y la poca paciencia con el jefe o compañeros de trabajo son algunas de las formas en que los problemas personales pueden afectar el trabajo de una persona”, dice la asesora especializada en Inserción laboral y Desarrollo de Carrera, Ana María Gueli Enriquez.

Además los errores en el trabajo, mala relación con los compañeros y la baja productividad son otras afecciones derivadas por este fenómeno, señala la especialista.

Pero como es casi imposible separar la vida laboral de la personal, te damos algunos tips que Bumeran.com México, ha desarrollado:

  • Si crees que este problema afecta realmente tu trabajo, díselo a tu jefe, así te sentirás más aliviado al explicar las razones por las que estás distraído y menos eficiente. Pero sé prudente: “Tu jefe debe saber el problema, no enterarse de todos los detalles”, dice Carlos Pedroza, psicólogo especializado en temas laborales. “Si los problemas no interfieren en tu vida laboral, es mejor no decir nada”, asegura.
  • Aunque informárselo a tu jefe te da un parámetro, no te excusará si olvidas fechas clave o metas establecidas, así que lo mejor será que procures poner tus cinco sentidos en los compromisos de trabajo.
  • Recuerda que estos conflictos contribuyen a incrementar tu nivel de estrés y tarde o temprano necesitarás pedir ayuda. “Nadie es tan fuerte como para llevar una carga emocional tan pesada solo, lo mejor es pedir ayuda profesional”, dice Pedroza.
  • Decide si lo vas a comentar a tus colegas o a tu superior, ya que el que tus compañeros sepan tus problemas puede hacerte sentir un poco incómodo, aconseja Ana María Gueli. 
  • Si crees que te será difícil mantenerte tranquilo en el trabajo, considera tomarte uno o dos días libres, a la larga será lo más saludable. Considera también si es necesario, retirarte o llegar más tarde por un par de días. Si te lo conceden, compénsalo después.
  • Piensa que las ocho horas de trabajo te mantendrán fuera del problema, muchas veces estar centrado en otra cosa por un periodo de tiempo ayuda.
  • Encuentra un balance: puede ser que estés muy estresado porque tu vida no está equilibrada: tal vez le dedicas mucho tiempo a tu trabajo o a tus problemas familiares. Lo mejor en este caso es delegar, compartir y pedir ayuda.
Ahora ve
No te pierdas