Ni Harvard se salva de la crisis

La universidad más rica de EU busca cómo reducir gastos y revisará salarios a la baja; la institución educativa prevé recibir menos donativos a causa de los problemas económicos.
La crisis económica alcanza a la universidad más prestigiosa
BOSTON (AP) -

Pese a acumular un fondo fiduciario por más de 37,000 millones de dólares, la Universidad de Harvard advierte que la depresión económica ha llegado a la universidad más rica de Estados Unidos.

La presidenta Drew Faust dijo el lunes que el establecimiento busca medios de reducir gastos y que revisará los costos de las compensaciones, que representan casi la mitad del presupuesto.

Harvard también procede a revisar su ambicioso programa de expansión, incluyendo los planes anunciados a principios del año pasado de expandirse más allá del río Charles desde sus instalaciones en Cambridge hasta Allston, agregó.

La universidad considera dichas medidas debido a que la depresión económica podría reducir los subsidios federales y las sustanciales donaciones, dijo Faust.

"Debemos estar preparados para absorber pérdidas de donaciones sin precedente y planear para un período de mayor limitación financiera", afirmó.

Los esfuerzos de Harvard para hacer frente a la situación económica es un reflejo de lo que ocurre en el resto del país, incluyendo otras universidades de primera fila.

Aunque los establecimientos más acaudalados pueden sobrellevar mejor una depresión económica, también son vulnerables porque tienden a financiar un mayor porcentaje de su presupuesto con las donaciones que reciben.

El Dartmouth College anunció que reducirá gastos después que su fondo fiduciario, que compone una tercera parte de su presupuesto, perdió 220 mdd. Los síndicos atribuyeron la pérdida al bajo rendimiento de acciones y bonos a causa de la declinación bursátil.

La semana pasada, la Universidad Brown anunció un congelamiento de contrataciones hasta enero y dijo que revisará su presupuesto para determinar qué proyectos pueden demorarse. La Universidad Cornell anunció recientemente una congelación de 90 días de proyectos de construcción y una pausa en la contratación de docentes hasta fines de marzo.

Ahora ve
No te pierdas