Desempleo se acelerará en 2009

El 17% de las empresas mexicanas planea reducir sus nóminas el próximo año, según Manpower; además el ritmo de contrataciones en el primer trimestre del año será menor.
Las tendencias de contratación son las más débiles desde 200  (Foto: )
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El nivel de contrataciones en México durante el primer trimestre de 2009 será el más débil desde 2002, según la Encuesta de Expectativas del Empleo de Manpower 2009.

La tendencia en las expectativas de contratación reportadas por las empresas para los primeros tres meses del año que viene es 18% más débil que a inicios de 2008 y 19% menor que la reportada en el mismo periodo de 2007, de acuerdo con el estudio.

“Durante el primer trimestre del año entrante la reducción que comenzó en los últimos tres meses de 2008 del mercado laboral mexicano se desacelerará debido al entorno global del empleo”, dijo la directora General de Manpower para México, Centro América y República Dominicana, Mónica Flores.

Y es que en este último periodo de 2008 la firma estima que se perderán más de 200,000 empleos en el país, con lo que al cierre del año se habrán creado entre 111,000 y 170,000 plazas.

Datos de la encuesta revelan que el 17% de los empleadores reducirá su nómina el próximo trimestre, sólo 15% la aumentará, 65% estima que no hará cambios y 3% aún no lo sabe.

"A menos que los empleadores vean señales económicas más positivas no contratarán más personal y hasta entonces va a ser un tiempo difícil para los buscadores de empleos", reconoció la directiva.

Los sectores que menos contrataciones harán son el de Comercio y el de Construcción, con una tendencia neta del empleo de 0%.

 La tendencia del sector Comercio es 19% más débil comparada con el trimestre previo. La Construcción por su parte revela una tendencia 18% menor comparada con ese mismo periodo.

A pesar de los tiempos difíciles, Flores Barragán recomienda a los empleadores “pensar creativamente en alternativas diferentes al despido de personal, como el reentrenamiento y el reclutamiento temporal”, que pueden usarse en lugar de la contratación permanente.

También llamó a evitar ‘medidas de pánico”, ya que si los empleadores reducen demasiado personal ahora, “podrían pagar por ello más tarde cunado el despunte comience”, finalizó.

Ahora ve
No te pierdas