Maestrías en línea, el valor agregado

Los MBA virtuales se han posicionado como una opción seria y tan valiosa como los presenciales; las herramientas más valiosas de un master online son sus contenidos y el rigor que requieren.
Los MBA virtuales ahora son más populares e incluso tienen l
Tania Lara

Un MBA en línea exige criterios diferentes a uno presencial de tiempo completo, concluyó la revista The Economist en su primer ranking de programas virtuales de 2008. La razón es que un programa virtual no se mide en función del incremento salarial porque la mayoría de los estudiantes continúa en el mismo empleo antes y después del programa. Tampoco importan mucho los compañeros de clase.

Lo valioso de una maestría en línea son los contenidos y su rigor, tanto como el de los cursos presenciales, dice la revista.

Por ejemplo, la escuela Warrington, de la Universidad de Florida, exige un puntaje de 678 del examen GMAT y sólo acepta a uno de cada tres candidatos; el IE de España ocupa el segundo sitio, que ganó por su estrategia de enseñanza basada en grupos de discusión, cámaras web, blogs y hasta su campus en Second Life.

Y los reclutadores cada vez aceptan más una maestría en internet. “Si un MBA virtual proviene de una escuela de negocios con mucho prestigio, tiene el mismo peso que el programa tradicional e, incluso, vale más que estudiar en una escuela con poco reconocimiento”, asegura Matty Smith, director de enseñanza de la escuela británica Henley, en un foro de discusión del diario Financial Times.

Aunque los reclutadores no siempre comprenden que un programa virtual desarrolla habilidades para trabajar en equipos dispersos geográficamente y usar la comunicación a distancia para lograr un objetivo común, “algo que ya sucede en las empresas globales”, escribe Smith.

Ahora ve
No te pierdas