Ahorrar...¿para qué?

Nunca es demasiado pronto para guardar y tener recursos suficientes para el retiro; las opciones son las Afores, los fondos de pensión o ahorro y los planes personales.
Mientras más pronto comienza el ahorro más se tendrá. (Espec
Regina Reyes-Heroles C.

¿Cuándo debo comenzar a ahorrar? ¿Ya me conviene destinar algo de mi sueldo a un fondo para mi retiro? Estas preguntas le surgieron a Ricardo Manuel el día que recibió su primer salario, por 8,325 pesos.

“Yo sé que es un sueldo muy bajo, pero es el primero y por ahora no tengo muchos gastos; entonces, ¿dónde lo invierto?, porque todavía no tengo una afore”, dice.

Ricardo Manuel tiene 23 años y aún estudia economía y matemáticas en la universidad. A un año de titularse consiguió empleo de medio tiempo por honorarios. Quizás es porque le gustan los números o porque la cultura del ahorro ya permeó en los de su generación, pero quiere tener un colchón ‘para algo’, y está dispuesto a destinar 2,000 pesos de su sueldo actual para ‘ponerlos a trabajar’, asegura.

De trabajos previos que ha realizado durante las vacaciones de verano tiene ya 20,000 pesos y con eso quiere empezar, lo que desconoce es quién lo asesoraría con un capital de esa magnitud.

A Clara Monroy, de 25 años, sus papás le dijeron que ahorrara siempre, y ella ha seguido el mandato. Tiene una cuenta de ahorro y una de inversión en FinComún, que escogió porque se presenta como una institución con vocación social. En ellas deposita la mitad de sus ingresos mensuales.

“Este perfil me encanta”, comenta Jeanne Hegner, directora de Planeación Estratégica de Seguros Monterrey New York Life, al analizar el caso del joven. “Ya tiene en la mente que debe ahorrar para algo y ése es el primer paso. Es una persona muy lista y planeadora”, agrega.

Otros dos operadores, de Prudential Bank y Acciones y Valores Banamex, coinciden con Hegner al conocer el perfil de Ricardo Manuel,  y le  ven potencial para lograr un brillante ahorro para el futuro y su retiro.

“Qué interesante que una persona de 23 años cuestione cómo prepararse para el retiro. Yo partiría de que entre más pronto inicies, mayores oportunidades tienes. Hay distintas maneras de empezar, pero lo importante es hacerlo”, comenta Eduardo Contreras Flores, subdirector de AcciTrade de la casa de bolsa Accival de Banamex.

El horizonte

Las opciones de ahorro para el retiro son las Afores, el fondo de pensión que ofrecen algunas empresas a sus empleados y los planes personales de retiro (PPR) que cuentan con beneficios fiscales. Además, en algunos lugares existe el fondo de ahorro, prestación que ayuda al trabajador a ahorrar, aunque a corto plazo pues es anual. El interés por el ahorro para el retiro aún no permea en la población mexicana. Clara Monroy todavía no ahorra para su jubilación, pero sí considera que cuando tenga mayor estabilidad económica será necesario aumentar los depósitos en su cuenta de inversión.

“Una población muy pequeña en México tiene las dos prestaciones y la afore, y ni así se podrían pensionar con el 100% de su último sueldo. En cualquier caso, pesos más o pesos menos, desde joven tienes que ahorrar para tu retiro. Hay que ahorrar voluntariamente para, al cumplir 65 o 70 años, pensionarse con 100% del último sueldo”, explica Juan Musi, director de Banca Patrimonial de Prudential Bank.

Para un joven como Ricardo Manuel, los gastos apenas comienzan. Le queda un año más en la universidad y mientras viva con sus padres no tendrá que pagar renta, luz, agua y tenencias. Por eso ha decidido ahorrar 25% de su sueldo.

Los tres asesores coinciden en que, en el mejor de los escenarios, un individuo debería ahorrar 10% de su salario desde joven para poder retirarse y mantener su estilo de vida.

Un segundo punto en el que están de acuerdo es que el joven enfrentará circunstancias en las que necesitará liquidez, por lo que un PPR no es la solución por ahora, dado que exige permanencia cuando menos hasta los 65 años de edad. La afore y otras prestaciones no las tendrá hasta que la compañía para la que trabaja por honorarios lo contrate. Mientras, necesita ahorrar por su cuenta.

Las recomendaciones

“Más que una cuenta individual, porque creo que ninguna lo resuelve per se, lo que necesita es una estrategia”, señala Eduardo Contreras, de AcciTrade. Esto significa que tiene que aclarar para cuándo y para qué necesitará el dinero.

Para Ricardo Manuel hay tres estrategias y todas lo llevan a un fin similar: proteger su poder adquisitivo.

Seguros Monterrey New York Life recomienda que primero compre un seguro de gastos médicos mayores. “Ésta es la primera forma de protegerse, y a partir de eso ya puede pensar en el ahorro y formar un patrimonio. Si no tiene seguro y algo le pasa puede perder todo lo que haya ahorrado”, considera Jeanne Hegner. La sugerencia es comprar una póliza de 100,000 dólares de protección con una aportación inicial de 1,500 pesos y luego mensualidades de 500 pesos. Lo que le sobre es lo que se destinaría al ahorro.

Seguros Monterrey New York Life tiene un esquema llamado Objetivo Vida que le permitiría a Ricardo Manuel tener este seguro médico y también ahorrar. El ahorro está compuesto por una inversión de renta fija con un rendimiento anual garantizado de 2% en dólares, apuntan datos de la página de internet.

En el futuro, dice Hegner, cuando tenga un salario de unos 20,000 pesos mensuales y una afore, se le recomendaría pensar en la posibilidad de un PPR, teniendo en cuenta que éste tiene beneficios fiscales, pues las aportaciones de hasta cinco salarios mínimos son deducibles de impuestos. Sin embargo, no debe olvidar que no puede contar con este dinero hasta su retiro, y si necesita el ahorro antes deberá pagar los impuestos hasta ese momento no abonados.  “Un PPR es un instrumento poderoso pero tiene limitantes”, aclara Hegner.

Juan Musi, de Prudential Bank, no le recomendaría comprar un paquete de seguro médico con ahorro, sino tenerlos por separado.

“Siempre hemos sido promotores de los seguros, son indispensables, pero es mejor contratar un seguro de manera individual. Al hablar de inversiones hay que acercarse al especialista que haga un traje a la medida, entonces se tiene un buen seguro y una buena inversión”, explica Musi.

De acuerdo con Prudential Bank, lo que le conviene a Ricardo Manuel es invertir 50% de su dinero en un fondo con el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa mexicana y el otro 50% en el Standard & Poor’s 500 de Nueva York. “Es tan joven que se sugiere una diversificación en acciones, por el horizonte de la inversión; tiene (por delante) 42 años de ahorro”, estima Musi.

Al depositar los 20,000 pesos y después 2,000 mensuales, a los 65 años tendría 3,422,697 pesos de hoy, lo que le permitiría retirar una mensualidad de 26,954 pesos por 15 años. Y esto sin lo que podría tener de su afore, o prestaciones de la compañía para la que trabaje. Si Ricardo invierte más conforme su salario crezca, también crecerá su ahorro.

Eduardo Contreras, de AcciTrade, está de acuerdo en que Ricardo invierta en renta variable, como lo propone Musi, aunque no 100% de sus ahorros. “Es un horizonte precioso con una oportunidad de tomar cierto riesgo, diversificar su estrategia y no concentrarla en un solo instrumento. Debe conocer su perfil, su capacidad de riesgo y adoptar una estrategia, no poner, como se dice coloquialmente, todos los huevos en la misma canasta”, puntualiza.

Si Ricardo Manuel invirtiera su dinero en AcciTrade, con una tasa anual de 6%, a los 65 años tendría 5 mdp, explica Contreras.

En lo que los tres asesores coinciden es en que los factores son tiempo, disciplina y asesoría. Mientras más pronto comienza el ahorro más se tendrá; si se aporta cada mes la misma cantidad teniendo en cuenta la inflación anual, será mejor; y si además uno planea su estrategia de ahorro con un asesor o se informa con las herramientas que se ofrecen, tendrá todos los flancos cubiertos.

Newsletter
Ahora ve
Estas son las afirmaciones de Donald Trump que no han sido confirmadas
No te pierdas