Y tú, ¿estás asegurado?

Según un sondeo realizado por Profeco, sólo 44% cuenta con un seguro de vida; los que lo tienen son en su mayoría casados, con licenciatura y ganan más de 4,000 pesos al mes
La mayoría de quienes tienen un seguro de vida están casados
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Invertir en un seguro de vida depende de las necesidades y posibilidades de cada individuo.

El costo es diferente porque influyen factores para determinarlo, por ejemplo, la edad, el estado de salud, las actividades que realiza la persona, el tipo de seguro, beneficios adicionales, entre otros.

El gasto mensual aproximado que representa un seguro de vida va de los 172.90 a los 867.00 pesos, según el monto de la suma asegurada, que puede ir de 500,000 a un millón de pesos.

De acuerdo con los resultados de un sondeo aplicado en agosto pasado en la Ciudad de México, entre 150 personas mayores de 18 años, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) descubrió que 44% de los entrevistados cuenta con un seguro de vida.

La mayoría son hombres (92.3%) y mujeres (87.5%) de entre 30 y 63 años de edad, casados, con estudios de licenciatura y que trabajan como empleados, con un ingreso superior a los 4,000 pesos.

El 57.6% lo contrató por su cuenta; 39.4% dijo que es una prestación de su empleo y 3% comentó que forma parte de un servicio bancario.

Este porcentaje de la población paga de 100 a 500 pesos por su seguro, 40.8%; 3%, de 500 a 1,000 pesos; 7.6% de 1,001.00 a 10,000 pesos; y 16.7% expresó que desconoce el monto.

Cuando se les preguntó si leyeron detenidamente las cláusulas del contrato, 40.9% respondió “sí, todas”; 39.4% dijo “no”; y 19.7% comentó que “sí, algunas”.

De quienes manifestaron no contar con seguro, 63.1% argumentó que no le es necesario; 28.6% expresó no contar con los recursos económicos para pagarlo; y 8.3% dijo que no le dan confianza.

Recomendaciones

Antes de adquirir un seguro, el agente que lo ofrece debe dar al interesado la siguiente información: requisitos para contratarlo, periodicidad de pagos, características de la póliza, exclusiones de la misma, procedimiento para cobrar la indemnización, así como ventajas, limitaciones y exclusiones del producto.

Además debe explicarle a dónde y con quién dirigirse, así como la documentación necesaria para cobrar la suma asegurada.

La Profeco recomienda leer el contrato y revisar los datos de la póliza; no pagar en efectivo y, en caso de hacerlo con cheque, expedirlo a nombre de la empresa; pagar con puntualidad la prima; no firmar solicitudes en blanco; designar a beneficiarios y tener copia de toda la documentación.

Para presentar una inconformidad por un contrato de seguros, el afectado cuenta con un periodo de dos años a partir de la fecha de la firma. Por tratarse de un servicio financiero, será la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), la que la atenderá y dará seguimiento.

Ahora ve
No te pierdas