La domiciliación tendrá reglas

En 2008 los bancos y empresas tendrán una fecha límite para dar de baja los cobros automáticos; también se emitirán reglas en contra del cobro de productos no solicitados.
No es conveniente cargar todas las tarjetas que tienes todo
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Rebeca sonrió con alegría el día que se enteró que podía pedir que le cargaran su recibo de teléfono, agua, luz, cable a su tarjeta de crédito y hacer un solo pago, pero la felicidad comenzó a evaporarse cuando quiso cancelar la domiciliación de algunos servicios.

“La experiencia, que es muy lamentable, es cuando quiere uno salirse de esa domiciliación, cuando uno dice ya no quiero ese servicio, son  vueltas, son procedimientos no muy transparentes”, advirtió el subgobernador del Banco de México (Banxico), Roberto del Cueto.

Añadió que tarde o temprano estos obstáculos redundan en el pago de un servicio por más tiempo.

Por ello, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) tiene previsto regular el tiempo que puede tardarse una institución o comercio en dar de baja el cobro domiciliado de un servicio, advirtió, por su parte, la noche del lunes la directora general de Desarrollo de Proyectos, Martha Navarrete.

La domiciliación es un servicio de instrucciones, que comenzó a ofrecerse en 2002, el cual permite al cliente autorizar a su banco o empresa de servicios (celular o televisión de paga) para que los recibos presentados por un tercero se paguen automáticamente con cargo a una cuenta de cheques o tarjeta de crédito a su nombre.

En el marco del seminario Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, Del Cueto indicó que también se trabaja en regular los “derechos indefinidos”, aquellos servicios (seguros, por ejemplo) que las tarjetas le ofrecen a sus clientes sin consultar.

Por ejemplo, la tienda departamental C&A otorga, junto con su tarjeta de crédito, un seguro y si el cliente no llama a tiempo para pedir que lo cancele debe pagarlo.

“Si a uno le cargan en sucesivos ciclos estas pequeñas cantidades: 20 pesos, 25 pesos, la cantidad que ustedes quieran, cuando finalmente uno puede deshacer esa situación, quedan muchos ciclos anteriores que no deseaba el consumidor, y que sin embargo le fueron cargados a su cuenta”, detalló Del Cueto.

Añadió que recuperar estas cantidades puede convertirse en un proceso más costoso que perder el dinero.

Ahora ve
No te pierdas