10,000 cuelgan el teléfono a los bancos

Unas 800 personas se inscriben diariamente al registro para evitar ser molestados con promocion bancos, aseguradoras y Afores ya no podrán llamarles… o pagarán multas de hasta 400,000 pesos.
A la fecha unas 45,955 personas se han dado de alta en el Re
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cerca de 800 personas se inscriben diariamente al Registro Público de Usuarios (REUS) para evitar recibir llamadas de instituciones financieras ofreciéndoles servicios, detalló el lunes la Comisión Nacional para la protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Al 14 de diciembre “llevábamos 10,000 personas registradas, dadas de alta en el sistema”, informó a medios de comunicación el vicepresidente técnico de la dependencia gubernamental, Luis Fabre.

El REUS, un padrón que contiene información personal de los usuarios del sistema financiero mexicano que no desean ser molestados con publicidad y promociones por parte de las instituciones financieras en sus prácticas de mercadotecnia, comenzó a funcionar el 1 de diciembre.

Fabre estimó que para 2008 habrá entre 300,000 a 400,000 personas registradas en este padrón.

Según datos de la Condusef, el 54% de la población que recibe llamadas telefónicas con ofertas de productos y promociones financieras considera ésta como una práctica molesta; en tanto que el 47% afirma recibir hasta tres llamadas al mes con el mismo objetivo.

La inscripción al REUS puede hacerse vía telefónica al 01800 999 8080 o en la Ciudad de México al 53400 999, personalmente en cualquier oficina de la Condusef o por Internet a través de la página de la dependencia.

Para inscribirse será necesario proporcionar a la Condusef dos números telefónicos particulares, uno fijo y el otro móvil, dos números telefónicos laborales y dos correos electrónicos, el particular y el del trabajo.

La inscripción a este registro es gratuita y tiene una duración de dos años.

Una vez que la persona se inscriba al REUS, pasarán 45 días naturales para que aquella persona que se haya registrado deje de recibir llamadas telefónicas ofreciendo productos.

Sin embargo, quienes se inscriban ahora dejarán de recibir llamadas a partir del 15 de febrero del próximo año.

Las instituciones financieras que continúen llamando a quienes ya están en el REUS podrían acabar pagando anualmente multas hasta por 400,000 pesos.

EL REUS no cubre las llamadas de servicios de cobranza con fines políticos, caridad o beneficencia y encuestadores telefónicos.

Las instituciones que están sujetas al REUS son los bancos, aseguradoras, Afores, sociedades financieras de objeto limitado, arrendadoras y sociedades financieras de objeto múltiple.

La Condusef entregará a quienes se inscriban un número de folio con el cual podrán darse de baja o actualizar sus datos.

Ahora ve
No te pierdas