20 errores de la imagen femenina

La moda es un arma poderosa si sabes usarla en tu beneficio para proyectar una imagen profesion si quieres destacar por tu elegancia en los negocios, evita estos errores que arruinarán tu ima
Un escote muy pronunciado es una pésima opción para la ofici
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La imagen que una mujer proyecta en su trabajo es como una carta de presentación, ya que habla de su profesionalismo y denota su seguridad y elegancia.

Aunque hablar de una clasificación basada sólo en la ropa que usas sería tanto como estereotiparte, lo cierto es que “si deseas tener éxito en el ambiente ejecutivo, existen reglas que debes aprender para vestirte correctamente en el trabajo”, asegura David Navarro, asesor de imagen de la Consultoría Imagen Excellence.

Para evitar estos pequeños “descalabros de la moda”, te enumeramos los 20 errores de imagen más cometidos por las mujeres en el mundo de los negocios.

1.- Usar en exceso accesorios, o joyas que suenen. Recuerda la regla de oro: máximo tres accesorios a la vez.

2.- Usar sandalias con medias.
Aunque las medias son básicas en el ambiente ejecutivo, jamás deben usarse con medias. Recuerda que de preferencia tus zapatos deben ser cerrados, pues te dan una imagen más profesional.

3.- Usar tacones muy altos durante el día.
Guarda tus zapatos de aguja para una cena de gala o una fiesta. El promedio recomendado para la oficina son 5 cm, que además de elegantes, son cómodos.

4.- Usar minifalda o escotes muy pronunciados.
Definitivamente nunca debes llegar a la oficina con minifalda o escotes muy pronunciados. Lo que menos quieres es que malinterpreten tu estilo. Sin importar lo bien que luzcas esta ropa, resérvala para tu vida personal, no laboral.

5.- Usar pantalones de mezclilla, mallones o pants.
Salvo ocasiones en las que acudas a dinámicas de integración a tu trabajo o recibas una orden específica, no es una buena idea ir de pants o mezclilla al trabajo. Lo que debes hacer es procurar que tu imagen proyecte seguridad y profesionalismo.

6.- Usar la talla equivocada. Prendas demasiado pegadas al cuerpo o demasiado holgadas.
Además de un mal aspecto, lo único que conseguirás con esta práctica es sentirte incómoda. La ropa que mejor te sienta es sin duda la de tu talla.

7.- Abusar del maquillaje o no hacerlo.
En el primer caso se acentúa la edad y el exceso se convierte en una barrera de comunicación. El segundo caso denota descuido en la apariencia de la mujer.

8.- Piernas y axilas sin depilar.
No hay vuelta de hoja: es 100% antiestético.

9.- Ser víctima de la moda.
Sí, siempre es bueno estar enterada del último grito de la moda y seguir las tendencias, pero un exceso sólo demuestra que no tienes una personalidad propia.

10.- Permitir que se note la ropa interior.
Díficilmente te tomarán en serio si provocas que los ojos vayan hacia ese punto de atracción. Lo mejor es tus méritos sean quienes atraigan la atención.

11.- Mezclar prendas finas con baratas.
No lo hagas, envían un mensaje incongruente.

12.- Usar mucho perfume.
Este accesorio es una valiosa arma si sabes usarlo. El exceso de fragancia es molesto y tú debes darte a notar de una manera elegante. Utiliza sólo un poco con notas cítricas.

13.- Usar zapatos blancos.
A menos que te desempeñes en el ámbito médico y con un atuendo del mismo color, éste es un error habitual.

14.- Usar blusas transparentes de día.
Vas a la oficina, donde lo importante es que vean a la profesional que hay en ti. Si usas esta prenda pensarán que se te perdió el coctel.

15.- Teñirse el cabello de un tono no armónico con tu tono natural.
Si eres morena, el rubio platinado definitivamente no es para ti. Usar colores afines te dará un aspecto más elegante y natural.

16.- Vestirte demasiado moderna o conservadora.
Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre. Si no puedes decidir entre un estilo y otro, observa el ambiente en el que te desenvuelves y ajusta tu guardarropa.

17.- Tener uñas muy largas o desarregladas.
Si llevas las uñas muy largas, lo mejor es rebajarlas un poco y tenerlas siempre bien arregladas. Recuerda que nunca debes llevarlas despintadas o con el esmalte maltratado.

JAMÁS uses esmaltes estrambóticos o muy llamativos.

18.- Llevar zapatos más claros que las medias
Aunque las medias dan un toque de elegancia, logran el efecto contrario si son de un color más oscuro que tus zapatos.

19.- Usar prendas con estampados de animales o muy brillantes.
El animal print es exclusivo para tus salidas nocturnas o informales y siempre debes usarlo en pequeñas cantidades. Los colores brillantes son una pésima opción para ir a la oficina.

20.- Usar botas con prendas de verano.
Aunque algunas prendas pueden combinarse con otras de diferente temporada, no es el caso de las botas. Evita esta práctica y úsalas de preferencia con ropa que las hagan lucir.

Ahora ve
No te pierdas