25% de los trabajadores feliz con estrés

Una encuesta de Accenture revela que la sobrecarga de trabajo puede ser positiva; si se asigna con inteligencia la presión laboral no afecta la calidad de vida.
El estrés no es sinónimo de infelicidad. (Especial)
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La sobrecarga de trabajo no a todos les pesa igual. La encuesta ¿Sus empleados disfrutan la vida?, que aplicó por primera vez la consultora Accenture, reveló que 80% de los trabajadores dicen tener una mayor carga de trabajo y no todos sufren por ello. Aunque para 50% significa mayor estrés, 25% no siente que le afecte y el resto incluso lo considera algo positivo en su calidad de vida.

“Nuestro estudio encontró que lo que eran cargas de trabajo imposibles para unos, eran ‘no gran cosa’ para otros”, relata Ed Jensen, director general de  Desempeño Humano de Accenture en Estados Unidos.

El estudio, de la firma de consultoría,  descubrió que quienes se sienten más cómodos con esa sobrecarga laboral son aquellos que lo sienten como un reto, quienes reciben reconocimiento y los que se sienten con las herramientas para resolver los nuevos encargos.

“Lo que representa un reto realizable, la excitación intelectual, es algo que motiva”, menciona Jorge Castilla, director de Organización y Desempeño Humano de Accenture México. Los empleados que lo viven como algo que les afecta son aquellos que se sienten desarmados y orillados por factores que no están en sus manos, como la llegada de un nuevo jefe, el que la empresa no aumente el número de plazas en función de su crecimiento o no llene las vacantes. Otros viven negativamente el trabajo extra cuando se origina de un cambio en la forma de dirigir la empresa, o de una reestructura.

Aunque la encuesta, realizada a 1,024 empleados, se refiere a la percepción de estadounidenses, los resultados pueden servir de referencia para México, aquí existen 17,000 negocios con capital de ese país. “Las empresas mexicanas grandes compiten en el mercado bajo las mismas normas de eficiencia y el mandato de hacer más con menos”, cuenta Castilla.

Los consultores mexicanos coinciden en que mayor carga de trabajo no es sinónimo de estrés si el reparto de las cargas es justo y si estos encargos son asignados de acuerdo con los intereses y habilidades de cada empleado.

Ahora ve
No te pierdas