Incuban su empresa y triunfan

Empezar un negocio a través de una incubadora maximiza las posibilidades de éxito; cerca de 8 de cada 10 empresas que comienzan mueren en los dos primeros años.
La semilla de su empresa puede crecer mejor a través de una
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un grupo de emprendedores tuvo la idea de diseñar, crear y vender robots bajo la marca de Microbotix, para ello se acercaron a una de las incubadoras del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM). A menos de un año de haber iniciado operaciones, sus ventas mensuales ascienden a 120,000 pesos.

La firma le da empleo a 12 ingenieros, pedagogas y secretarias y es uno de varios ejemplos de compañías que han logrado tener éxito tras trabajar con una incubadora de negocios.

Las incubadoras de negocios son instituciones que brindan herramientas, instalaciones y servicios profesionales de apoyo a emprendedores, con el fin de maximizar sus posibilidades de éxito.

 “Estadísticamente 8 de cada 10 empresas antes de los dos primeros años fallan y tienen que cerrar, y casi 95% de ellas no logran sobrepasar los 5 años”, explicó en entrevista el director de la Incubadora de Empresas del ITESM, Ricardo Bolaños.

Sin embargo, dijo, cerca del 80% de las firmas que pasan por una incubadora sobreviven los dos años y 70% supera los cinco años de vida.

El presidente Felipe Calderón ha mencionado en diversas ocasiones que los emprendedores son el motor de la economía, al crear nuevas plazas de trabajo. El 97% del empleo total que se genera en México proviene de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), rubro en el que se localiza la mayoría de las veces a los emprendedores.

Para muestra de su importancia un botón: de 11.6 millones de trabajadores independientes que se incorporaron a la fuerza laboral entre julio y septiembre de 2006, 16.8% comenzaron como emprendedores, según datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

Bolaños explicó que cualquier emprendedor puede acercarse a las incubadoras del tecnológico de Monterrey y el precio por la ayuda es de mil 800 pesos al mes.

El primer paso al contactar la incubadora es llenar un formato, donde el emprendedor desarrolla en dos páginas lo que él en ese momento considera es su modelo de negocios; su proyecto es entonces evaluado por un comité que analiza las posibilidades que tiene de éxito, este proceso se lleva unos seis meses, detalló por su parte el director de la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey, Campus Toluca, Roberto James.

Al entrar a la incubadora, los emprendedores tienen acceso a oficinas e infraestructura de comunicación y un gerente que los asesora y los guía para implantar, operar y desarrollar la empresa, esto se lleva cerca de un año.

“En esta etapa buscamos que el empresario aprenda a hacer un plan de negocios”, indicó Bolaños.

En una tercera etapa, de seis meses, la incubadora continúa guiando al emprendedor con asesores especializados y cuando se equivoca lo lleva de la mano para evaluar qué errores cometió y como evitarlos en el futuro, lo apoya la supervivencia de la operación de la empresa.

Ahora ve
No te pierdas