A contar doble con la CETU

Los contribuyentes llevarán una contabilidad con costo de ventas y otra con registro de compras las firmas extranjeras además pagarán doble impuesto en México y en su país.
Los contribuyentes trabajarán doble para cumplir con el fisc
Roberto Morán
CIUDAD DE MÉXICO -

Abogados y contadores esgrimen un argumento adicional contra la reforma fiscal propuesta por la Secretaría de Hacienda: calcular la contribución empresarial a tasa única (CETU) obligará a las empresas a hacer más cuentas.

Se tendrá que calcular a partir de una doble base, explicó Ramiro González Luna, socio de uno de los principales despachos de abogados fiscalistas del país.

En realidad, ahora los cálculos se elevan a cinco, señaló por su parte Francisco Macías, vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), porque ya se estaban haciendo cuentas diferentes para cuatro obligaciones impositivas.

Ambos explicaron ­por separado­ que una vez que las empresas calculan el pago del impuesto sobre la renta, tienen que hacer una nueva operación para determinar la CETU, porque cada contribución parte de una base diferente.

Según González Luna, la intención inicial de la CETU era simplificar el pago de impuestos. Esa intención se cumpliría, concedió, si esta contribución sustituyera al Impuesto Sobre la Renta (ISR), pero al coexistir ambas, lo que en realidad pasa es que se complica. La promesa de simplificar no se cumple.

Entre las principales complicaciones que introduce la reforma fiscal estaría el hecho de que con la CETU se regresará a un cálculo de lo que compra cada empresa, algo que ya se había abandonado cuando se adoptó el sistema de calcular el costo de ventas. De manera que mientras el ISR considera deducibles algunas cosas, en determinado momento del año, la CETU considera esos mismos bienes como gravables. Vamos a tener que llevar el antiguo registro de compras, para efectos de la CETU, y el de costo de ventas para el ISR, dijo Macías.

Agregó que el problema con la coexistencia del ISR  y la llamada CETU es que el contribuyente terminará por pagar la tasa más alta. En ninguna parte de las leyes dice que el contribuyente está obligado a pagar el impuesto más alto.

Según los argumentos del poder ejecutivo, las empresas que paguen bien su ISR no tendrán que preocuparse por pagar la CETU, porque ya lo estarían considerando.

Sin embargo, Macías dice que las empresas que logran deducir algunos de sus ingresos del ISR lo hacen no por eludir pagos, sino porque la ley se los permite.

Doble tributación

González Luna y Macías advirtieron, además, que las empresas extranjeras que paguen el CETU no podrán acreditarlo en su país de origen, porque los tratados para evitar la doble tributación firmados por México sólo incluyen al ISR. Esto le quitará competitividad al país para atraer inversiones, aseguran.

El despacho de Ramiro González Luna  es Calvo, González Luna, Moreno y Revilla.

Ahora ve
No te pierdas