¿Cómo hacer rendir tu salario?

4 de cada 10 trabajadores dicen vivir casi siempre al día con la quincena; hay algunas formas de crear un balance y ahorrar.
4 de cada 10 trabajadores viven al día con su sueldo. (Espec
Brent Rassmussen
AOL Latino y CareerBuilder.com -

¿Eres de los que cuentas los minutos para que llegue la quincena?

Déjanos decirte que no eres el único, pues 4 de cada 10 trabajadores (41%) dicen vivir frecuentemente o siempre al día con la quincena, según la última encuesta de CareerBuilder.com.

A finales del 2006, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) informó que la ganancia promedio semanal de un trabajador de tiempo completo es de 682 dólares en Estados Unidos. A eso hay que restarle las deducciones del Seguro Social y Seguro Médico, que resulta en un pago aún menor. Asimismo, hay que restar el dinero que se gasta en comida, ropa, renta o hipoteca, el transporte, servicios médicos, educación y todos los demás servicios diarios para vivir, así que por lo general no es mucho el dinero que sobra.

Llegar casi gateando al final del mes o de la quincena es un ejercicio familiar en muchos hogares. La tercera parte de trabajadores dice no tener el ingreso suficiente para vivir cómodamente. Para conseguir esto, más de la mitad añadió que necesitaría ganar más de 500 dólares por quincena.

El 37% de los trabajadores dice tener un ingreso para su familia, mientras que el 16% dice tener más de un trabajo sólo para llegar al final de la quincena.

Debido a que, por lo general, los trabajadores gastan su quincena aún antes de ir al banco, el ahorro normalmente no es una buena opción.

Uno de cada cinco dijo no apartar dinero para ahorrarlo cada mes. El 28% ahorra 100 dólares o menos por mes y el 16% ahorra menos de 50 dólares.

Los años dorados podrían no ser tan dorados: el 25% no participa en plan para el retiro.

Así que si tuvieras dinero extra, ¿qué harías con él?

Resultó que a muchos les gustaría ahorrar para un día malo... o para el futuro. En una encuesta del 2006, American Payroll Association se le consultó a 33,128 estadounidenses ¿qué harían si recibieran un aumento del 100%?

El 5% dijo que lo depositaría en su cuenta de ahorros, en un plan para el retiro o lo invertiría.

Aunque un pago grande puede ser de gran ayuda, planificar y maximizar las prestaciones ofrecidas por tu patrón también puede jugar un rol muy importante a la hora de hacer rendir tu dinero.

Estas son algunas formas para ayudar a crear un balance saludable en casa:

•  Usa depósito directo.
Muchos patrones ofrecen esto a sus empleados. Teniendo el depósito de tu nómina directamente en tu cuenta de banco, te hace resistir la tentación de cambiar un cheque o llevar contigo efectivo.

•  Págate primero a ti mismo.
Aunque sean sólo 10 dólares por semana, separa en una cuenta de ahorros cierta cantidad de dinero cada día de pago. No lo toques. Con el tiempo, notarás el aumento en tus contribuciones regulares y ganarás intereses.

•  No dejes dinero sobre la mesa.
 Aprovecha los beneficios de ahorro pagados por tu patrón, incluyendo gastos flexibles, reembolsos en educación y prestaciones para el bienestar. Las cuentas de gastos flexibles permiten a los trabajadores designar cierta cantidad de dólares no sujetos a pagos de impuestos para gastos relacionados con la salud. Considera también tus viajes al trabajo. Algunos patrones reembolsan gastos de transportación o, los menos, hacen acuerdos flexibles laborales como el trabajo a distancia.

•  Controla tus gastos.
Aunque el 58% de trabajadores tiene establecido un presupuesto para cada período de pago, el 21% dice gastar generalmente según la cantidad asignada. Cuando se les preguntó qué es lo que hace que se salgan de su presupuesto, la respuesta más común fue comer afuera.

•  Apártate del cajero automático.
Si tienes efectivo, lo gastarás. Minimiza tus viajes al cajero automático, permitiéndote a ti mismo cierta cantidad semanal usando únicamente ese dinero. Esto quizá provocará el recorte de cafés o comidas afuera, pero con el tiempo no lo extrañarás.

•  Evalúa tu pago de nómina.
El 81% de los patrones aplicó el plan para aumentar los salarios a empleados existentes en el 2007 y cerca de la mitad espera aumentar los salarios en las ofertas iniciales a nuevos empleados. Las negociaciones pueden ser buenas.

•  Inicia una búsqueda de empleo.
En ciertos países, algunos gastos en la búsqueda de empleo como honorarios a agencias, gastos de viajes, llamadas de larga distancia, copias y envío de correos son deducibles de impuestos para los trabajadores calificados.

Para más información, haz clic.

Ahora ve
No te pierdas