Profeco advierte sobre útiles escolares

La Procuraduría detuvo más de 15,000 artículos que van desde ropa hasta equipos de cómputo; 397 establecimientos resultaron emplazados por proporcionar información engañosa sobre precios.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó 15,378 productos y emplazó a procedimiento administrativo a 397 establecimientos por diversas violaciones a la ley, como resultado del Operativo de Regreso a Clases 2007.

Las sanciones económicas a las que podrían hacerse acreedores por haber violado la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) y normatividad aplicable, irían de 498,077 pesos hasta un millón 950,747 pesos, según la gravedad de la infracción,

Como parte del operativo que se aplicó del 25 de junio al 31 de agosto, personal de la Profeco realizó además cuatro 1,165 visitas de verificación en materia de comportamiento comercial, Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y de metrología.

De estas visitas resultaron 397 establecimientos emplazados a procedimiento administrativo por diversas violaciones, entre ellas, no exhibir precios y montos totales a pagar, no cumplir con ofertas anunciadas, proporcionar información engañosa en cuanto a descuentos y restricciones aplicables y condicionar la venta de productos.

Asimismo, se colocaron 26 sellos de advertencia a giros comerciales como librerías, tiendas de autoservicio y departamentales, papelerías y de cómputo.

Los principales establecimientos a los que se colocaron dichos sellos, en el Distrito Federal, fueron Porrúa Hnos., Sanborn Hermanos, Tacones Lejanos, Papelería Lozano Hermanos, Centro de Cómputo LP y Waldo"s Dólar Mart de México.

Las inspecciones permitieron verificar un total de 900,016 productos, entre los que destacan uniformes, calzado, artículos escolares, artículos de oficina y equipo de cómputo.

De ellos, se inmovilizaron 15,378 productos como pantalones, camisas, vestidos, faldas, playeras, blusas, chamarras, equipos de cómputo, cuadernos, lápices, plumas, cuters y pegamento, debido a que carecían de marca, nombre y domicilio fiscal del fabricante, país de origen y, en caso de textiles, las instrucciones de cuidado.

Ahora ve
No te pierdas