¿Necesitas dinero? Pídeselo a la web

No son bancos, sino compañías que usan Internet para mediar entre los que tienen y los que quie es un nicho apetecible, pues sólo en EU se podrían dar préstamos por unos 1,000 mdd.
Los sitios se ofrecen para mediar entre ciudadanos. (Dreamst
Gloria Arizaga
CHICAGO -

Prestarle o pedir prestado al amigo o al familiar no es nada nuevo, pero ¿qué me dice de prestarle al mejor postor a través de internet?

Parece una idea arriesgada, pero es algo que ya ofrecen empresas como Prosper, en Estados Unidos, y Zopa, en Inglaterra. Compañías que sin ser bancos, y bajo un modelo como el de eBay o MercadoLibre, utilizan internet para poner en contacto a personas que necesitan un préstamo con otras que están dispuestas a poner el dinero.

Este concepto de préstamos en línea de persona a persona está tomando fuerza en esos países, donde los ahorradores y los inversionistas aceptan arriesgarse un poco y obtener así una tasa de interés más conveniente que la que ofrecen las instituciones financieras.

Tan sólo en EU, este nicho podría captar más de 100,000 préstamos anuales por unos 1,000 millones de dólares para 2010, estima Jim Bruene, editor y fundador en Seattle del Online Banking Report, un informe en línea de las actividades bancarias. Prosper, que arrancó formalmente en febrero de 2006, ya tiene 270,000 miembros en su red y ha operado 59 millones de dólares (mdd) en casi un año.

“Tal vez estás ganando 5% de interés anual en tu cuenta de ahorros en el banco, pero tu vecino está pagando 15% anualmente por el balance de su cuenta de crédito, y puedes pensar: ‘¿Por qué no le presto y consigo yo una mejor tasa?’ Prosper te permite hacerlo”, comenta Chris Larsen, el CEO y cofundador de la firma establecida en San Francisco. Este emprendedor de Silicon Valley describe a su compañía como el primer mercado en Norteamérica de préstamos persona a persona.

Ted Iacobuzio, director administrativo de Investigación de Bancos Europeos y Pagos de Tower Group, dice en su estudio Turbulencia en la economía global: el caso del intercambio de préstamos persona a persona, que los inversionistas exploran alternativas como Prosper o Zopa, debido a que la inestabilidad en la economía global y el aumento de la morosidad obliga a muchos bancos a ser más selectivos en a quién prestan y, por ende, no pueden ofrecer tasas competitivas.

¿Y qué tan atractivas son las tasas? De acuerdo con Zopa, los prestamistas de su red pueden obtener un retorno promedio de 6.75% anualmente (con impuestos, después de comisiones). En el caso de Prosper, el retorno varía según el riesgo que el inversionista quiera tomar y el rendimiento va de 8.02 a 28% anualmente. Los préstamos en estos portales son por tres años, en promedio, y por 1,000 y hasta 25,000 dólares.

Cómo funcionan

Zopa y Prosper actúan como intermediarios. La idea detrás del negocio es que los ciudadanos pueden ayudarse mejor, unos a otros, que los bancos. Aquel que necesite un préstamo puede acudir al portal, que desplegará una foto de él, cuánto dinero necesita y para qué. El portal verifica su información y le asigna una calificación de riesgo crediticio. El dinero del préstamo se le descontará de la cuenta bancaria cada mes.

En la contraparte, aquellos que quieren prestar (y conseguir mejores rendimientos) revisan las solicitudes en línea y hacen ofertas de cuánto quieren prestar y a qué tasa. Pueden financiar todo o aportar cuando menos 50 dólares. Entre más personas ofrezcan dinero a un mismo caso, la tasa bajará. El que presta puede diversificar su cartera.

“Gasté demasiado dinero en comida rápida y debo pagar mis tarjetas”, firmó supermn21, que el 10 de mayo tenía ya préstamos por los 8,000 pesos que pedía. En 12 horas y 32 minutos consiguió 164 ofertas y dinero a una tasa de 17.95%.

El prestatario paga cada mes los intereses a la empresa, y ésta deposita los dividendos de los préstamos a las cuentas de banco de quienes aportaron el dinero. Aquel que incumple un pago es reportado al buró de crédito. A finales de 2006, Zopa reportó que la tasa de morosidad de su red es de 0.05%.

Para Bruene, del Online Banking Report, la mayor preocupación es el fraude. “¿Cuántas personas llenan solicitudes fraudulentas? ¿Cuántas usan la identificación de alguien más?”, cuestiona.

Y la respuesta del CEO de Prosper es: “Cuando un prestatario enlista su petición, lo hacemos a través de los mismos procesos que un banco. Originamos el trámite del préstamo y manejamos los datos. Conformamos el archivo de crédito y establecemos los pagos del préstamo, pero no tomamos la decisión del crédito. Una vez validado el crédito, asignamos un grado crediticio al prestatario, y damos información que puede ayudar al prestamista a tomar su riesgo crediticio”, explica Larsen, quien no es nuevo en el negocio ya que en 1997 cofundó E-LOAN, corredora de préstamos en línea que vendió en 2005 a Popular Inc, por 300 mdd. Estas compañías cobran comisiones de 1 y 0.5% a quien pide y al que da el préstamo. 

Prosper tiene la opción de prestar a personas que pertenecen a un grupo (se conozcan entre sí o no). Una de ellas es elegida líder y la encargada de confirmar que cada uno de los usuarios es quien dice ser. De acuerdo con Larsen, la experiencia con este formato es positiva “porque los miembros de cada grupo se preocupan por pagar sus préstamos a tiempo”. Por supuesto, la idea sigue siendo arriesgada, pero ¿quién no desea tener un mejor rendimiento por su inversión?

Ahora ve
No te pierdas