Cuidado con los empleados ‘infieles’

En un 20% de los casos de espionaje, los autores son trabajadores vengativos o imprudentes; un estudio en Alemania encontró que las fugas de información también son producto de los hacker
En las fugas de información también hay que desconfiar de lo
BERLÍN (Notimex) -

Una de cada cinco empresas en Alemania ha sido víctima de espionaje o ha perdido valiosos datos en manos de la competencia, reveló la firma Corporate Trust y apuntó a empleados imprudentes o que se sienten humillados como el mayor peligro.

Corporate Trust, una empresa de servicios de seguridad, destacó en un reporte que los casos de espionaje industrial aumentan anualmente en torno a 10% y los daños que se derivan son considerables: hasta 2,800 millones de euros.

Según el informe publicado por la oficina de criminología en Hamburgo y el diario Handelsblatt, con base en una encuesta a 741 empresas alemanas, los hackers y los propios trabajadores -con o sin intención- son los principales protagonistas del robo de información.

Según la investigación, 15% de los casos, son hackers quienes entran en los sistemas de información de las empresas e interceptan conversaciones, mientras 20% son los empleados quienes consiguen la información y se la venden a la competencia.

En otros casos, los trabajadores son tanteados por los competidores durante ferias de negocios o en bares para ver si son fieles o si cometen alguna torpeza y dejan escapar algún dato importante.

Para los especialistas, en 18.7% de los casos, a los trabajadores “se les escapan” informaciones de la empresa, como datos sobre sus productos o estrategia, en conversaciones con competidores o servicios secretos de espionaje extranjero.

En algunas ocasiones, la razón es el dinero que se les ofrece a cambio o simplemente dan información en venganza por sentirse humillados o infravalorados por la empresa en que laboran.

Otros casos son de antiguos trabajadores que se llevan la información en secreto y la venden en venganza o simplemente por dinero.

El caso más reciente que salió a la luz pública fue el de Ferrari en la Fórmula 1, cuando un mecánico de la firma entregó 780 páginas con información secreta a Maclaren-Mercedes. Al conocerse el tema, Maclaren-Mercedes tuvo que pagar 100 millones de dólares de multa.

El directivo ejecutivo de Corporate Trust en Munich, Christian Schaaf, explicó que uno de los puntos interesantes en este tema es que sólo una de cada cuatro empresas víctima de estos ataques acude a las autoridades, por temor a que su imagen se vea dañada.

En la mayoría de los casos no se informa a las autoridades como a la oficina de protección de la Constitución, pese a que ésta no está obligada a comunicar los hechos a la Fiscalía o la policía, agregó.

Schaaf señaló que las empresas confían más bien en asesores especializados, 40% de las firmas que sufrieron espionaje industrial acudieron a dichos expertos.

El estudio destacó asimismo que 80%de los gerentes de empresas considera que el riesgo de espionaje industrial en Alemania se encuentra en aumento, pero sólo 37.7% opina que su compañía corre peligro de sufrirlo.

Schaaf advirtió que muchas firmas infravaloran ese riesgo y no quieren admitir que exista para su empresa. “Ello significa que hay que tener más cuidado con ello”, dijo.

Entre los sectores más afectados por el espionaje industrial en Alemania se encuentran el automovilístico, el aéreo, la construcción de maquinaria y el manufacturero de hierro, acero y metal, según el estudio.

En cuanto a los autores, Corporate Trust señaló que la mayor parte de ellos son encargados “infieles” en 31.3% de los casos, seguidos de los trabajadores especializados 22.9%, y los gestores 17.1%.

 

 

Ahora ve
No te pierdas