¿Esperas un buen aumento? ¡No lo hagas!

Las expectativas de aumento al salario para 2008 son de 4.7%, es decir, un incremento real de 1 a cambio, las empresas usarán bonos de desempeño y beneficios extra para retener a sus ejecutiv
El aumento real para este año será de sólo 1%, más bonos y b
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si eres de los ejecutivos que para este 2008 esperaba un sustancial aumento de sueldo, lo mejor será que hagas un alto en el camino y lo reconsideres, ya que el incremento estimado para este año es de sólo 4.7%, según datos de Mercer.

Así las cosas y con un incremento real de 1%, será más fácil “pescar” un resfriado que un buen aumento de sueldo.

“La razón de que no haya una variación significativa es porque la economía mexicana se ha mantenido, no han habido grandes sobresaltos macroeconómicos (…) y esto hace que los incrementos salariales permanezcan muy consistentes, de acuerdo a los presupuestos de ventas y al crecimiento real de las empresas”, señaló en entrevista Hugo Valverde, director de Soluciones de Capital Humano de Mercer en México.

En términos prácticos, un ejecutivo que actualmente gana 50,000 pesos al mes, percibiría con este aumento 52,300 pesos, es decir 2,300 pesos más, cifra que seguramente decepcionará a más de uno.

Y aunque los grandes ejecutivos y empleados en general no deben esperar un gran aumento para este año, en realidad éste dependerá de cómo se manejen los incrementos en las empresas donde laboren.

“Aunque este 4.7% es un promedio general, si trabajas en una compañía donde el aumento está atado a tu evaluación de desempeño y éste fue bueno, seguramente el alza superará este promedio, pudiendo llegar hasta un 10%, es decir el doble de lo esperado”, apunta Valverde.

En cuanto a la reacción de los sueldos mexicanos ante una posible recesión de la economía estadounidense, Valverde apuntó: “Si la hubiera, se vería en los próximos seis meses, ya que es muy lenta. La mayor parte de las organizaciones en México dan sus incrementos entre febrero y junio, entonces si esperamos ver un cambio, seguramente éste vendrá en julio”.

No todo está perdido

Pero si a pesar del nada alentador panorama económico este año esperabas un buen aumento, no todo está perdido.

De acuerdo con la Encuesta de Remuneración Total de Mercer, la tendencia laboral en México apunta a que este 2008 las empresas otorgarán a niveles Ejecutivos (directores generales, de área y gerentes) y No Ejecutivos (Supervisores, coordinadores, profesionales, administrativos y ventas), bonos por desempeño y beneficios extras como principal herramienta para atraer y retener el talento.

Si eres de los afortunados en recibir este plus, tu mezcla de compensación total, que está compuesta por tu salario base, pagos garantizados, pagos variables, incentivos a largo plazo y los beneficios, puede aumentar hasta un 100% más lo que ganas.

“Por cada peso de salario base, estos beneficios pueden representar un peso más. Por eso son muy importantes y funcionales, siempre y cuando estén atados a un buen sistema de evaluación del desempeño, como en el caso de los bonos”, asegura Valverde.

Por ello este tipo de beneficios adicionales son un factor determinante para la permanencia de los empleados en general, no sólo de los altos ejecutivos.

Para muestra un botón, cifras de la encuesta de Mercer señalan que estos estímulos representan para un director general un 6% de sueldo; 12% para gerentes; 16% para personal de ventas; y hasta un 14% en el caso de operativos.

Qué esperar

El dicho que reza “Según el sapo es la pedrada”, nunca fue más acertado.

En los casos a niveles ejecutivos, el bono por desempeño, un buen sistema de gastos médicos y un automóvil asignado pueden hacer la diferencia.

Por ello la asignación de vehículos de lujo con chofer, gasolina y mantenimiento pagados; así como membresías a clubes deportivos, gastos en restaurantes, teléfono móvil, seguros de gastos médicos mayores y vacaciones, serán las principales armas con las que seguramente te harán olvidar el pequeño aumento de sueldo.

En el caso de operativos y administrativos, los beneficios extra “están mucho más relacionados con las necesidades básicas y direccionados a planes de previsión social, ahorro y sobre todo a la participación de utilidades”, afirma Valverde.

Mercer no espera que la cifra de 4.7% cambie: “Si la inflación no se ve afectada por los últimos incrementos a los básicos y se mantiene entre 3.5 y 3.7, no creo que tengamos una diferencia fuerte en el aumento a los salarios y cerraremos el año seguramente en este 4.7 o 4.5%”.

Ahora ve
No te pierdas