PRI pide bajar comisión a empleados

El proyecto de ley fue aprobado por diputados en 2007 y actualmente está en el Senado; la propuesta prevé también que los trabajadores puedan elegir si les pagan en bancos o en efect
Los expertos consideran difícil las empresas quieran absorbe  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A partir de este año los patrones podrían terminar pagando las comisiones bancarias de aquellos trabajadores a los que le paguen su salario a través de la banca, si la Cámara alta aprueba un proyecto que prevé modificaciones en la Ley Federal del Trabajo sobre la forma en que los empleados reciben sus sueldos y cuánto les cuesta.

La propuesta hecha por el diputado priista Juan Carlos Velasco, que fue aprobada en 2007 en la Cámara baja, considera que “el trabajador no debe absorber el costo de un producto financiero contratado por el patrón, con o sin su consentimiento, y que le cobra comisiones en retiro y consulta de saldo”.

El proyecto también prevé que únicamente previo consentimiento del trabajador, el patrón podrá liquidar el salario a través del pago en nómina electrónica.

De acuerdo con datos de Banco de México en el país hay cerca de 33.07 millones de tarjetas de débito en circulación, aunque no detalla cuántas de ellas corresponden a cuentas creadas específicamente para el pago de nóminas.

Sin imbargo, legisladores y expertos coincidieron en la dificultad de que las empresas quieran absorber el costo de las comisiones bancarias de sus empleados y en que el regresar a un esquema de pagos en efectivo sería más riesgoso y costoso.

 “Es un (…) retroceso en el sentido de que yo veo una iniciativa paternalista en donde  una vez más la empresa esté absorbiendo costos que en mi opinión son inherentes al propio trabajador”, advirtió en entrevista el director de Consultoría Actuarial y en Capital Humano de Aon, Alfredo Villas Carbó.

Sin embargo,  el directivo consideró difícil que las empresas quieran absorber el costo de las comisiones bancarias de sus empleados, ya que es un gasto que no le agrega ningún valor a la compañía y sería difícil la logística de comprobación del cobro de comisiones.

Adicionalmente, si el empleado recibe el pago de su salario en efectivo necesariamente tendrá que guardarlo en algún lugar, advirtió Villas Carbó.

Por su parte, el experto laboral socio de Basham, Ringe y Correa, Óscar de la Vega, consideró que la propuesta de reforma es positiva en la parte que reconocerá en ley el pago de nóminas por vía bancaria.

“A nosotros como empresas, como abogados del sector empresarial nos da una mayor seguridad jurídica, porque hoy por hoy lo venimos haciendo con base a convenios”, dijo.

El pago de nóminas a través del sistema bancario es más económico para las empresas porque se ahorran costo de personal que arme los sobres con dinero y costos de seguridad para transportar el dinero, estimaron por su parte los catedráticos de la Universidad Anáhuac del Sur, Pablo Galindo, y de la Universidad Panamericana, María del Pilar Costal.

“La ventaja de que el trabajador tenga este esquema de pago electrónico, la principal y la fundamental es la seguridad”, afirmó Galindo.

Adicionalmente, agregó, los trabajadores que reciben su sueldo vía la banca pueden acceder a préstamos de nómina y otros créditos al consumo.

Costal consideró que otros beneficios del pago de nómina electrónica es la seguridad de no cargar el efectivo y la posibilidad del empleado de llevar un control de sus gastos.

En entrevista por separado, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores, Gustavo Madero, recordó que ya existen cuentas básicas que permiten a los trabajadores no pagar comisiones por recibir su salario y consideró que se debe seguir avanzando en la bancarización de la población, con la garantía de costos competitivos por parte de la banca.

Ahora ve
No te pierdas