Invierte sin miedo en la Bolsa

Aunque las acciones caigan de precio, siempre puede haber buenas gangas... si las sabes buscar; antes de comenzar, define tu perfil, pues ello determinará el tipo de inversión y nivel de ries
Si aprendes a sortear los vaivenes bursátiles, las ganancias
José Manuel Martínez

Los titulares de los periódicos eran casi idénticos a principios de año: “Las bolsas de México y de Estados Unidos están en picada. Algunas acciones perdieron en un mes todo el valor que habían ganado en 2007”.

Leído así da miedo, pero éste podría ser, precisamente, el principio de una gran oportunidad para ganar en la Bolsa, si se sabe aprovechar oportunidades.

El economista en jefe para Norteamérica de la casa de bolsa Merrill Lynch, David Rosenberg, fue el primero en decretar que la economía de Estados Unidos ya está en recesión.  “El reporte del empleo a diciembre de 2007 sugiere que (a Estados Unidos) oficialmente llegó la recesión”, fue lo que miles de inversionistas leyeron la mañana del segundo lunes de este año.

El patrimonio de los ahorradores siempre está en cierto nivel de riesgo, y cuando se avecina una recesión en la mayor economía del mundo se piensa que a México no le va a ir nada bien.

Pero los lugares comunes no siempre corresponden a la razón y la experiencia. Los analistas financieros consideran que ante la crisis hay oportunidades.

“La Bolsa se está poniendo de oferta”, comenta Rogelio Gallegos Morales, director de Análisis de Fondos de Inversión de Actinver.

Y cómo no, si tan sólo el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) casi perdió en los primeros días de enero lo que ganó en todo 2007, por lo que los precios de algunas de las más importantes acciones quedaron muy atractivos para quien saben aprovecharlas.

En el mar de opciones para ahorrar, invertir o incrementar el patrimonio, se debe primero analizar qué es lo que se quiere hacer, es decir, definir el perfil, por ejemplo, si se va a ahorrar para comprar una casa el próximo año, si el dinero se necesita en dos años o si el ahorro está destinado a una meta de mayor plazo, como el retiro o la herencia.

También se tiene que tomar en cuenta factores como si se es viudo, soltero, casado; la edad; si se reciben otros ingresos o si se es empleado.

Estos elementos definirán el tipo de inversión al que se puede recurrir considerando que, en el primer semestre de 2008, observaremos volatilidad en los mercados de acciones y de deuda, y para sortearla habrá que tener estómago de acero.

 “Se espera que la volatilidad en mercados emergentes (como México) se mantenga en niveles altos, con rendimientos más ligeros que en los últimos años”, indica otro reporte de Merrill Lynch.

Ante esta situación, los expertos recomiendan los fondos de inversión, pero antes es indispensable sentarse un momento y analizar las oportunidades.

“Lo que haría es adoptar una posición muy conservadora, que puede incluir fondos de deuda diversificados de corto y mediano plazo, fondos de cobertura en dólares o euros, lo que hay que hacer es diversificar la cartera”, sugiere Gallegos Morales.

Para este especialista, un inversionista que piense retirar su dinero a fin de año puede adoptar una posición de menor riesgo y encontrar una  oportunidad de mercado tan pronto siga bajando la Bolsa, porque la mayoría de las expectativas son de una mejora en la segunda mitad del año.

“Si mi necesidad de liquidez es a un año, yo entraría en la Bolsa. Si el inversionista ya está en Bolsa no subiría mis posiciones, entraría hasta con 10% (del total de las inversiones)”, recomienda Sergio Méndez, director de Operaciones de Prudential Bank.

¿Necesita el dinero pronto?
Para una persona que necesite liquidez a dos años, la recomendación sería dedicar el 15% del ahorro a un fondo de renta variable ligado a índices de bolsas.

“Yo me iría definitivamente a fondos que repliquen los índices accionarios, de manejo pasivo. En los de manejo activo dependes mucho de que el portafolio apueste a una gran empresa, si sus resultados son buenos le va ir mejor que el índice, pero (en estos momentos) seguramente será peor que el índice, no confiaría en eso en este momento”, advierte Méndez.

La mayor parte del ahorro de este perfil de inversionistas –que necesitarán el dinero en dos años o menos– deberá estar en renta fija.


Aprovechar la bolsa
Si el objetivo de ahorro es para un periodo superior a tres años (inversionista patrimonial), los expertos recomiendan un portafolio más agresivo, a través de un fondo manejado que tiene la ventaja de buscar mayor rendimiento que el mercado.

“Cuando el inversionista planea un ahorro a más de cinco años puede incluso tener 50% en renta variable y hacerlo muy diversificado”, asegura Gallegos, de Actinver.

Aunque de corto plazo, la volatilidad en las bolsas de valores pudiera poner nerviosos a los inversionistas. Se observa que empresas con finanzas sólidas y oportunidades de negocio son las que una vez que sus precios hayan bajado serán muy atractivas para invertir. En esas acciones ponen sus ojos los fondos de inversión de renta variable.

“La recomendación es invertir en empresas que tengan menos exposición en Estados Unidos, invertir en compañías más relacionadas con el consumo interno”, dice Carlos Alberto González, subdirector de Análisis y Estrategia Bursátil  de Ixe Casa de Bolsa.

Dentro de esos sectores, los analistas coinciden en poner atención en infraestructura, ya que el gobierno invertirá unos 40,000 millones de pesos para carreteras, puertos y aeropuertos; en telecomunicaciones, porque las empresas de este sector son las de mayor crecimiento en la economía; en consumo, dado que los mexicanos aumentan la compra de bienes; en aeropuertos, porque sus altos márgenes les permiten ser un negocio muy rentable y porque las nuevas compañías aéreas aumentan el flujo de pasajeros; y en vivienda, con 55% de la población menor a 30 años buscando casa, seguirá siendo uno de los sectores más dinámicos.

“La volatilidad se puede mantener uno o dos meses, pero siempre los mercados van a tocar fondo, porque la economía en Estados Unidos puede tener un mal año, pero creemos que no va a seguir por muchos años más”, prevé Gallegos.

Si la inversión está planeada para viajar al extranjero por vacaciones o por estudios, la recomendación es invertir en fondos de cobertura ya sea en dólares o euros.

Las inversiones en oro, petróleo y los insumos para la industria que se negocian en los mercados internacionales pueden complementar el portafolio, pero no pueden ser su base, los manejadores insisten en el mercado accionario.

Pero sea de corto, mediano o largo plazo, la principal recomendación es que el inversionista lea los prospectos de inversión del fondo, “eso evitará un susto y sorpresas”, advierte Hernández.

La segunda recomendación es conocer al administrador y saber qué calificación tiene el fondo en el que se va a invertir el patrimonio.

La apuesta es, entonces, ser conservador para los que ahorran a corto plazo, y ser más agresivo en el segundo semestre del año, cuando se prevé que se hayan despejado las dudas sobre el desempeño global de Estados Unidos; entonces, la Bolsa y el mercado de deuda tendrán mayores rendimientos, sin descartar incluso un periodo de auge.

Los focos de atención son el desempeño del principal socio comercial y la inflación, que se espera por arriba de la meta de un máximo de 4% a partir del segundo trimestre del año.

“Lo que se pueda ahorrar es bueno, son momentos en los que hay que ahorrar, y aprovechar”, recomienda Méndez.

El consejo es mantener una liquidez de dos meses, el resto a invertir y aprovechar las oportunidades.

Ahora ve
No te pierdas