Adiós a la tarjeta, hola al celular

El servicio que entraría en vigor en 2008 permitiría pagar productos y servicios con el teléfon los usuarios arreglarían con su banco ligar el servicio a una tarjeta de crédito o débito.
América Móvil opera en 17 países de Latinoamérica y el Carib
Verónica Gálán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este año los usuarios de telefonía celular podrán pagar a través de su teléfono cualquier producto o servicio que actualmente puedan pagar con su tarjeta de crédito y débito, explicó el director de Planeación de FIMPE  Boletazo, Alberto Alcaraz.

“Una vez que ya vaya a ser el lanzamiento formal lo que vamos a hacer es que cada banco va a dar a conocer sus propias políticas de afiliación, así como se contrata cualquier otro servicio de banca por Internet se va a contratar este”, detalló el directivo en entrevista.

Originalmente el lanzamiento de este esquema, al que no entró Telcel, que tiene el 71% del mercado de telefonía celular en México, estaba previsto para esta semana, pero se retrasó por el interés de bancos que no forman parte del Fondo de Infraestructura de Medios de Pagos Electrónicos (FIMPE) de entrar a prestar el servicio.

Alcaraz explicó que los bancos que ya están listos para operar el servicio de pagos vía celular son Banamex, Bancomer, HSBC, Santander, Banorte, Banco Azteca, Afirme, Scotiabank, Bansí, Mifel, Bajío, Ixe y Banregio.

“Esperaríamos que pudiéramos contar con un esquema bajo el cual pudieran participar bancos no fideicomitentes del FIMPE”, detalló Alcaraz aunque no dio a conocer los nombres de las instituciones financieras que no son fideicomitentes.

En una primera etapa, que probablemente comenzaría en el primer trimestre de este año, los bancos únicamente permitirían la compra de tiempo aire a través de los celulares y sería en una segunda fase cuando entrara en vigor el pago de cualquier producto o servicio.

Según información del FIMPE para realizar los pagos el usuario deberá marcar desde su teléfono celular *123# y enviar, después se solicitará el número de comercio e importe del pago y que se autorice la transacción por medio de un NIP, tras lo cual tanto la empresa como el usuario recibirán una confirmación del pago.

Alcaraz aseguró que habrá seguridad en este tipo de esquema de pagos, ya que en los celulares no se almacenará información de las transacciones, por lo que no habría problema en caso de robo del equipo.

Añadió que será decisión de cada banco cuál es el tope que ponen para el pago de servicios y productos vía teléfono celular.

EL FIMPE nació en 2004 con un decreto del Gobierno federal, con el fin de fomentar el uso de dinero plástico mediante sorteos y la instalación de máquinas lectoras de tarjetas bancarias.

El Fondo ha recibido al menos 3,100 millones de pesos provenientes de recursos del Gobierno federal y las aportaciones que hacen los bancos son deducibles de impuestos.

Aunque el FIMPE recibe fondos públicos para su operación, tanto la Secretaría de Hacienda como el Servicio de Administración Tributaria rechazaron en 2006 dar a conocer cómo se utilizan dichos recursos, argumentando que al ser un fondo mixto con recursos públicos y privados aplica el secreto bancario.

Ahora ve
No te pierdas