Doble castigo para empresas incumplidas

Los negocios que no cumplan con su declaración fiscal 2007 serán remitidos al Buró de Crédito; los incumplidos tendrán que pagar además los recargos y multas que impone el SAT.
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A sólo cuatro días para que termine el plazo para que las empresas presenten su declaración anual de impuestos para el ejercicio 2007, debes tener en cuenta que si incumples con las disposiciones legales serás castigado con multas o recargos pero además a partir de este año puedes ser remitido al Buró de Crédito.

Si arrastras deudas ante el fisco, esa información será remitida a las Sociedades de Información Crediticia y ahora tendrás menos oportunidades de acceder a préstamos bancarios o financiamientos para autos, hipotecas o de consumo.

“En México incumplir con las disposiciones fiscales es realmente caro porque además de pagarse el impuesto omitido, debe pagarse por actualización, recargos si es detectado por hacienda, multas y ser reportados al Buró de Crédito”, dijo el vicepresidente de Asuntos Fiscales del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Carlos Cárdenas.

Este lunes 31 de marzo vence el plazo para que las personas morales presenten su declaración del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Activo (Impac), y también para que manifiesten cuál es el importe de la Participación de los Trabajadores en la Utilidades, principalmente.

Una de las características de este año es que al calcular el Impac no se podrán disminuir las deudas del monto de los activos, “lo que generará una base mayor de impuesto”, dijo Cárdenas.

“En años anteriores sí se permitía la devolución de las deudas pero este año es el único que va a calcularse sobre esas bases porque para el 2008 desapareció el Impac”, precisó el contador.

Por eso mismo, Carlos Cárdenas advirtió que cumplir en tiempo y forma con estas obligaciones evitará el pago de actualización del importe de los impuestos omitidos, recargos, además de multas correspondientes si esta omisión es detectada por las autoridades fiscales y eventualmente hasta que el adeudo llegara a ser reportado al Buró de Crédito.

Si eres remitido al Buró de Crédito por adeudos con el fisco, tu mal comportamiento para cumplir con tus obligaciones tributarias permanecerá ahí hasta que haya una ‘limpia’ en la institución.

“Cuando alguna empresa consulte el Buró verá que tuviste un mal historial crediticio durante el tiempo que le debiste a las autoridades fiscales”, precisó Cárdenas.

Ahora ve
No te pierdas