Aprende a ser un buen jefe

Dar poca motivación, no escuchar a los empleados o levantarles la voz, te alejan del líder mode ser buen guía no da sólo popularidad, genera confianza en los empleados y aumenta la productivi
Diles cómo piensas llevar a cabo tus proyectos. (Archivo)  (Foto: )
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

No motivar al empleado, dar poco o nulo valor al trabajo realizado, levantar la voz y no escuchar a los subordinados son las actitudes más molestas en un jefe, según una encuesta de interacción en el trabajo de Bumeran.com.mx.

Estas prácticas, además de ser la mayor queja entre los empleados, dificultan la buena relación laboral e inciden directamente en la productividad de los trabajadores, señala la encuesta.

Y aunque ser un buen jefe no es tarea fácil, quienes respondieron este estudio coincidieron en que el entusiasmo es fundamental para conducir un equipo de trabajo. No es casualidad que los empleados contagiados por el entusiasmo obtengan mejores resultados en sus tareas.

Los mejores jefes

Los atributos que un buen jefe debe tener son el entusiasmo, según el 36% de los participantes; y el don de liderazgo, que tuvo un 22% de las menciones en la encuesta de la firma de reclutamiento.

Sólo el 7% de los encuestados opinó que un buen jefe debe saber delegar tareas.

En cuanto a los temas extra laborales que los empleados comparten con los ‘buenos jefes’, el tiempo libre es el ganador, pues un 30% habla de él con su patrón.

Los deportes, con 24%, ocupan el segundo lugar, seguidos de la familia, con un 21%.

Aprende a ser un buen jefe

Ser un buen jefe no se limita a mejorar las relaciones interpersonales, recuerda que los empleados felices trabajan mejor.

Para mejorar ese ambiente laboral, aquí te damos algunos consejos:

Hazles saber que son importantes

Conoce a cada miembro de tu equipo, sus metas y aspiraciones específicas.

Habla con ellos sobre su vida fuera del trabajo, especialmente situaciones que puedan afectar su desempeño laboral. Cuanto más los conozcas, más fácil será identificar qué los motiva.

Fija metas realistas

Metas por plazos inspiran a las personas a la excelencia. Existe una gran diferencia entre metas de periodos y objetivos visionarios. Asegúrate de que tu equipo se fije metas que puedan alcanzarse. Recuerda que sobredimensionar metas sólo frustra a los empleados.

 Escucha las sugerencias, opiniones e ideas

Los gerentes que no valoran lo que su equipo piensa, aplastan la motivación. Como líder, tu trabajo es propiciar una atmósfera que dé libertad a la expresión. Explora cada ángulo de una propuesta antes de tomar una decisión, pues ello demuestra que respetas los puntos de vista de todos y genera confianza.

Facilita y reconoce

Todos deseamos ser apreciados por nuestras contribuciones, esto tiene más peso que el mismo sueldo. Diversos estudios muestran que la aprobación y el aplauso son mucho más significativos para las personas que sus ganancias financieras.

Si un miembro de tu equipo merece ser reconocido, no dudes ni un segundo en hacerlo.

Ahora ve
No te pierdas