Créditos con costo en base a tu riesgo

Tu reputación crediticia podría ser la puerta de entrada a obtener menores tasas de interés; siempre y cuando los bancos utilizaran el credit scoring para otorgar o negar financiamientos.
Tu reputación crediticia podría ayudarte a obtener mejores t
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las instituciones financieras podrían adecuar las tasas de interés que cobran en sus diferentes créditos al riesgo que le significa cada uno de sus tarjetahabientes si utilizara el esquema de calificación de créditos (credit scoring) que prevé el acuerdo de Basilea II, consideró la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Ahora deberán hacer un análisis más específico de cada individuo, para que con base en eso le cobren a cada persona lo que le corresponde (…), debieran abrirse espacios para que la gente cumplida tenga acceso a productos más competitivos”, afirmó el director de Estudios de Mercado de la Condusef, Marco Antonio Carrera.

La empresa de inteligencia analítica y de negocios SAS, define el credit scoring como un sistema para evaluar el mérito de crédito de clientes actuales y potenciales, ya que asumir mucho riesgo lleva a créditos incobrables y asumir muy poco lleva a perder oportunidades de incrementar ganancias.

Carrera detalló que el credit scoring ya existe en el país y podría utilizarse, el problema es que no se ha definido aún quién pagaría por esta calificación, que a diferencia de cómo se otorgan hoy los créditos ya no estaría sujeta a la interpretación de algún empleado bancario.

El funcionario explicó que actualmente las instituciones financieras utilizan el reporte de los burós de crédito para otorgar o negar un financiamiento.

“Pero el reporte es una serie de claves, entonces eso se presta a que ese reporte sea interpretado por alguien, esa interpretación, depende de cada persona, puede llegar a variar”, advirtió.

Aunque los acuerdos de Basilea II, cuyo propósito son la creación de estándares internacionales que sirvan de referencia a los reguladores bancarios, no son obligatorios, las instituciones financieras si han venido acatándolos.

Ahora ve
No te pierdas