10 consejos para navegar en la e-banca

Al utilizar los servicios de la banca electrónica hay que tomar precauciones para no tener ries asegúrate de saber los pasos para no caer en los fraudes por Internet.
Conoce qué hacer para no caer en delitos en Internet. (Dream
Enrique Duarte Rionda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si no te quieres ver atrapado como Caperucita Roja en la trampa del lobo feroz al ocupar la banca en línea y ser una víctima más de un delito cibernético, consulta estos diez consejos.

Según el sitio navega protegido existen dos escenarios en los que puedes ser presa fácil de este robo de identidad:

- Escenario 1: El archivo adjunto

Recibes el correo en donde te ‘informan’ que tu servicio de banca en línea ha sido suspendido por diversas causas, y que debes seguir las instrucciones contenidas en el archivo adjunto para restablecerlo.

Al momento de que ejecuta (hace doble clic) el archivo adjunto, un código troyano (keylogger) es instalado en tu computadora sin que lo notes. A partir de ese momento, ese código malicioso se encargará de almacenar todo lo que hagas en tu equipo, lo que escribas en el teclado, los programas que ejecutes, los movimientos del mouse, etc…, para continuamente enviarlo en forma invisible hacia sitios especiales en donde toda esta información es revisada por los delincuentes, quienes pueden fácilmente distinguir cuáles son nombres de usuario, contraseñas y demás datos necesarios para cometer sus fraudes.

- Escenario 2: El Sitio falso

En este caso el correo explica que por diferentes causas (todas falsas), tu institución financiera requiere que confirmes toda su información confidencial, pidiéndote para ello que visites un sitio en donde se te mostrará un formato para que puedas fácilmente escribir tus datos como numero de cuenta, nombre de usuario, contraseñas, etc…

Casi siempre te incluyen una liga para ‘facilitarte’ las cosas, con hacer clic sobre ella serás llevado al sitio falso donde te pedirán toda tu información. Algunos esquemas más avanzados logran llevar a la victima a estos sitios con sólo hacer clic sobre cualquier parte del texto del correo, no necesariamente sobre la liga en cuestión (esto se logra ya que el texto completo del correo es en realidad una sola imagen).

Una variante de este escenario sucede cuando al visitar el sitio fraudulento, un código troyano (keylogger) es automáticamente instalado en el equipo sin tu consentimiento, creando entonces el mismo riesgo a tu privacidad presentado en el escenario 1.

Por eso mismo ten en cuenta estos diez consejos para no caer en las fauces del lobo.

1. Navega directamente a la URL de tu banco

Evita seguir ligas en otros sitios o en correos electrónicos para visitar el sitio de tu banco, ya que esto puede permitir que seas engañado por delincuentes que disfrazan sitios fraudulentos para hacerlos parecer legítimos y solicitarte información confidencial.

2. Busca las señales de seguridad

Cerciórate de que el sitio en el que ingresarás para realizar tus operaciones bancarias utiliza tecnología segura. La URL o dirección del navegador debe comenzar con https: , donde la ‘s’ significa ‘Seguro’. También es importante localizar el ícono del candado en la barra de estado (parte inferior) del explorador.

3. Mantén a salvo tu identidad electrónica

Debes tener especial cuidado en no divulgar tu identidad electrónica a nadie. Si una persona llega a disponer de tu identidad electrónica, puede con ella entrar a tus cuentas, ver tus saldos, ordenar traspasos, comprar productos, y hacer todo lo que tú mismo harías sin que la institución financiera tenga forma de saber que no eres precisamente tú el que las está haciendo.

Tampoco es recomendable almacenar la información de tu Identidad Electrónica en archivos localizados en tu propia computadora.

4. Utiliza contraseñas seguras

Utiliza combinaciones de Mayúsculas/Minúsculas, Números, y si el sitio lo permite, símbolos.

Tu contraseña es única y no relacionada con cualquiera de sus otras contraseñas. Conviene que cada contraseña que utilices sea al menos ligeramente diferente de las demás, especialmente si se trata de la que usas para entrar a tu banco.

Cámbiala con cierta frecuencia, se recomienda cada 60 ó 90 días. Esta es una práctica muy recomendable por si acaso llega a caer en manos indebidas.

5. No realices operaciones bancarias en sitios públicos

Las computadoras en sitios públicos como Cafés Internet y Bibliotecas son blanco de personas malintencionadas que siembran en ellas código malicioso capaz de registrar todo lo que escribas en el teclado, por lo que sería muy fácil apoderarse de tus datos confidenciales, por lo que no es recomendable utilizar estos lugares para realizar operaciones bancarias.

Evita también hacer operaciones en redes inalámbricas no seguras. Si tu oficina cuenta con este tipo de red, cerciórate de que tu información viaje protegida por una contraseña.

Si utilizas este tipo de accesos a Internet por alguna urgencia, te sugerimos cambiar tus contraseñas lo más pronto posible.

6. Ten cuidado con correos electrónicos fraudulentos

Tu banco NUNCA te solicitará tus datos confidenciales, ni por teléfono ni mucho menos por correo electrónico. Esto incluye contraseñas, números de cuenta, claves de acceso, NIPs, etc…

Los correos electrónicos que te solicitan este tipo de información son fraudulentos y debes desconfiar siempre de ellos. Igualmente debes evitar aquellos correos que te invitan a visitar otras páginas en donde igualmente te pedirán información sensible.

7. Observa las reglas de seguridad básica

Mantén tu equipo libre de virus y códigos maliciosos como el spyware, que son capaces de registrar lo que haces y enviarlo después a sitios fraudulentos. Haz especial hincapié en mantener limpio el equipo con el que realizas operaciones bancarias para evitar ser víctima de un fraude.

8. No instales software pirata

Es muy común que el software ilegal contenga virus y otros tipos de códigos maliciosos que podrían dañar tu equipo o peor aún, obtener tu información confidencial.

9. Al terminar operaciones cierra tu sesión

Siempre que termines tus operaciones bancarias, haz clic en el botón ‘Cerrar Sesión’ o ‘Salir’.

De preferencia, cierra la ventana del explorador que utilizaste para hacer tus operaciones.

10. Finalmente, sé precavido

A todo el arsenal de sistemas de defensa que utilices, como son Antivirus, Firewalls, etc…, añade uno muy simple pero eficaz: La Precaución.

Operaciones actuales

Hoy en día Internet ofrece servicios muy prácticos que acortan los tiempos invertidos si se realizaran estos en las formas tradicionales. Por ejemplo, puedes realizar operaciones de banca en línea sin tener que estar presente en cualquiera de las sucursales, sin embargo, existen muchos riesgos a los que una persona se puede enfrentar al utilizar este servicio.

Actualmente los servicios que te ofrece la e-banca son consulta de saldos de cuentas, pagos a proveedores, a empleados y de servicios como teléfono y luz, pago de impuestos, manejo de inversiones, adquirir seguros y realizar depósitos virtuales sin tener que ir a una sucursal.

Los principales fraudes que hay al utilizar los servicios financieros por Internet son el ‘Phishing’, estos es una serie de técnicas empleadas para robar la identidad electrónica de un individuo. Con esto se tiene acceso a áreas o servicios privados para el beneficio ajeno.

Ahora ve
No te pierdas