Delincuencia 'noquea' a guardaespaldas

El aumento de secuestros ha provocado que empresarios dejen el país por temor a ser víctimas; con este hecho la demanda de escoltas va a la baja; actualmente hay 1,000 elementos desempleado
Actualmente existen en el DF 1,000 escoltas desempleados. (D
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La creciente inseguridad que vive México ha afectado no sólo a las inversiones y grandes empresas. Contrario a lo que pareciera lógico, la industria de los guardaespaldas también ha sido golpeada por este fenómeno.

“En lo que va del año el número de escoltas contratados ha disminuido notablemente, la gente que tiene dinero para pagar un escolta simplemente se está yendo del país porque tiene miedo a ser secuestrada”, dice el presidente de la Sociedad Mexicana de Guardaespaldas (SMG), Julio César García Marín.

Durante los primeros siete meses de 2008, ocho empresarios que contrataban escoltas con la SMG dejaron el país por temor a un secuestro, con lo que se han perdido aproximadamente 800 empleos, entre trabajadores de las compañías, personal de casa y servicios de seguridad.

Y es que con el secuestro y asesinato del menor de 14 años Fernando Martí, hijo del empresario Alejandro Martí, fundador del grupo del mismo nombre, que agrupa tiendas deportivas y una cadena de gimnasios de lujo; los políticos y hombres de negocios en México levantaron la voz para exigir seguridad.

 En 2007, el número de secuestros en el país aumentó 35% respecto al año previo, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Mientras que en 2006 se reportaron 325 plagios, el año pasado la cifra subió a 438 denuncias.

México Secuestrado

Ante esta creciente ola de secuestros, uno pensaría que a los guardaespaldas les sobran ofertas de empleo, aunque la realidad dice otra cosa.

“La inseguridad no ha hecho que se dispare la demanda de escoltas, al contrario; quien puede pagar uno mejor se va del país. De los 8,000 guardaespaldas que hay en el DF, aproximadamente 1,000 están desempleados”, dice García Marín.

Este hecho refleja un retroceso respecto de 2007, cuando a la primera mitad del año la demanda de servicios de escolta había aumentado en un 20%, según datos de la SGM, que agrupa a casi el 15% de los guardaespaldas certificados del país.

Los asesinatos también van al alza, en el primer semestre de 2008 12 escoltas han muerto en cumplimiento de su deber, dos de ellos, miembros de la SMG.

“Generalmente el escolta es la primera presa de los secuestradores, porque es quien se interpone entre el delincuente y la posibilidad de cobrar rescate”.

En el caso del escolta de Fernando Martí, quien presuntamente había sido asesinado junto con el chofer del menor, la historia fue diferente. Según un artículo publicado este miércoles 6 de agosto por el periódico El Centro, Christian Salomé Flores, guardaespaldas de Martí, sobrevivió al ataque y dejó el hospital hace tres semanas.

Para García Marín, quien también es asesor en temas de secuestro, el panorama que vive México es desalentador: “En los próximos cinco años el tema de la seguridad no va a mejorar, sobre todo porque no existen programas que garanticen este derecho a la ciudadanía”, dice Marín.

Finalmente, y a manera de prevención, el presidente de la SMG recomienda a los automovilistas no detenerse ante los supuestos retenes y cargar una cámara o usar la del celular para fotografiar a los presuntos policías.

Una vez hecho esto marcar al 606 o 061 para indicar que una persona que dice ser policía intentó detenerlos en un punto determinado y verificar si está o no autorizado para hacerlo: “Si es policía no pasará nada, pero si era un móvil para llevar a cabo un secuestro, están contribuyendo a hacer una denuncia ciudadana”, finaliza.

Ahora ve
No te pierdas