Cómo lidiar con las empresas de cobranza

Aún cuando seas un deudor atrasado y los abogados te persigan para cobrarte, tienes derechos; que el miedo no te controle, aprende qué puedes hacer y lidiar con esa situación.
Puedes negociar el monto de tu deuda para evitar acosos. (Dr  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las llamadas a altas horas de la madrugada, el hostigamiento telefónico y presencial, amenazas de embargo de bienes, desalojo de la vivienda e insultos son prácticas comunes de las empresas que se dedican al cobro de aquellos créditos que dejaron de pagarse, de acuerdo con las experiencias de diversos deudores.

 “Voy a seguir llamando a su trabajo aunque la corran y vamos a estar molestando psicológicamente a usted y a su familia porque ya estamos investigando los números, hasta que nos pague". “Vieja estúpida”. "Evite llegar al remate del inmueble y por consecuencia el desalojo, hábleme, tenemos oportunidad de negociar aún", son algunas de las frases que los deudores escuchan de parte de las empresas de cobranza.

 “En muchos casos los deudores se han visto acalambrados a tal grado, que han fallecido por causa de la angustia que les origina la tensión constante de ser lanzados de sus inmuebles, ver sus bienes embargados, sus negocios intervenidos o incluso verse encarcelados”, explicó Ricardo Silva Vásquez, fundador del despacho legal Asesoría Jurídica Integral, en Guadalajara.

Actualmente no existe ningún marco legal que regule específicamente la operación de las compañías dedicadas a la cobranza, explicaron los expertos legales Silva Vázquez, Diana Canela y Carlos Odriozola.

Lo más cercano a una regulación es el acuerdo firmado por la Asociación de Profesionales en Cobranza y Servicios Jurídicos (ASOC), que agrupa a las firmas que manejan el 95% de las carteras en cobranza en el país, y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), para que la cobranza se ejerza conforme a un código de ética y autorregulación.

Sin embargo, .los deudores también tienen derechos y no deben dejarse sorprender, advirtieron  Silva Vázquez y Canela.

Lo primero que debe de hacer el deudor al enterarse de que su crédito está ya en una empresa recuperadora de cartera es cerciorarse que la firma tiene las facultades para finiquitar su adeudo y en el caso de créditos hipotecarios, asegurarse de que puede liberar la vivienda de gravamen, detallaron los expertos legales.

Silva Vázquez indicó que una vez que la deuda pasa a las empresas de cobranza, lo mejor es buscar asesoría legal de inmediato.

Si existe alguna duda respecto de la legitimidad de la empresa o de la persona física que está cobrando el adeudo, el deudor tiene dos opciones, la primera es consignar sus pagos a favor del acreedor original y la segunda es “solicitar a la empresa que lo demande, para que sea el juez quien determine”, alertó en entrevista por separado el presidente de la ASOC, Jorge Humberto Pazos.

Es importante también negociar el monto del adeudo, generalmente las empresas de cobranza pedirán montos muy superiores a la cantidad de la deuda original, para de ahí negociar a la baja, explicó Silva Vázquez.

Las empresas que se dedican a recuperar créditos vencidos, generalmente compran estas carteras a entre 40 y 50 centavos de cada peso en el caso de financiamientos hipotecarios y entre 15 a 20 centavos de cada peso, en el caso de otro tipo de créditos, detalló Carlos Odriozola, abogado del Bufete Odriozola, y quien ha participado como calificador de cartera

Una vez que el deudor llega a un arreglo con la empresa de cobranza y finiquita su adeudo, también puede limpiar su historial crediticio, paso necesario para ser sujetos de crédito en el futuro.

Los deudores deben contactar a las sociedades de información crediticia, comúnmente conocidas como burós de crédito, para dejar su historial limpio.

Sin importar cuántas veces se venda una cartera de crédito, el número del financiamiento siempre será el mismo, señaló el vocero del Buró de Crédito, Miguel Tijerina.

Si la empresa que adquirió la cartera no es cliente del Buró de Crédito, entonces el acreedor original está obligado a limpiar el historial, añadió el directivo.

Tijerina dijo que muchas de las empresas recuperadoras de cartera sí son clientes del Buró y por lo tanto pueden informar directamente cuando se liquida una deuda.

Así que aún cuando tenga deudas, recuerde que también tiene derechos, entre ellos el de no ser humillado ni aterrorizado.

Ahora ve
No te pierdas