Asegúrate contra la crisis

Recortar gastos eliminando tu seguro o dejar de pagar una póliza es un error que puede costar c lo mejor es estar protegido ante incidentes que a la larga pueden terminar con tu patrimonio.
Un seguro te permite aminorar el impacto financiero de cualq
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Durante épocas de crisis los recortes en el gasto son cosa de todos los días. Sin embargo, prescindir de un seguro o tratar de ‘ahorrar’ dejando de pagar la póliza es un grave error.

“Desafortunadamente en México, donde apenas se está generando una cultura de la protección, en los problemas económicos la gente ve el seguro como un gasto innecesario y es donde primero deja de invertir, lo que tiene consecuencias graves”, dice en entrevista el ex presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y actual Protector del Asegurado de AXA, Ismael Gómez-Gordillo.

Y es que es justamente en épocas difíciles estar desamparados ante situaciones como decesos, enfermedades o accidentes, puede conllevar a la pérdida del patrimonio familiar, ya que las consecuencias financieras se resiente más.

“Durante las crisis es bueno tener un salvavidas, y los seguros precisamente buscan reducir los impactos al bolsillo en cualquier evento inesperado”, afirma el vicepresidente ejecutivo de Servicio al Cliente y Operaciones de la aseguradora en México, Guillermo Pérez.

En este contexto es mejor hacer sacrificios en otros rubros pero no dejar de pagar la póliza de un seguro. Y si aún no se cuenta con esta protección, lo mejor es adquirirla, pues aunque sea un gasto, finalmente se convierte en una forma de ahorrar y proteger la salud y los bienes materiales.

Si piensas tomar medidas de austeridad, intenta en ámbitos que ofrecen menos riesgos a futuro, como la diversión, ropa, cambio de autos o adquisición de electrónicos.

Recuerda que la prevención puede sacarte de apuros.

Revisa tus gastos

  • Primero revisa tu presupuesto familiar, para encontrar fugas y ver dónde puedes ahorrar dinero. Si te queda poco, puedes gastar menos en el seguro si te acercas a un asesor y preguntas cuáles son los productos que puedes obtener con menor costo. La idea es no quedar desprotegido.
  • Si aún no tienes uno, tu agente debe informarte los requisitos para contratarlo, periodicidad de pagos, características de la póliza, exclusiones de la misma, procedimiento para cobrar la indemnización, así como ventajas, limitaciones y exclusiones del producto.
  • Además debe explicarte a dónde y con quién dirigirte, así como la documentación necesaria para cobrar la suma asegurada.
Ahora ve
No te pierdas