Dónde invertir en tiempos difíciles

Algunas acciones podrán escapar al mercado bajista, ¿cómo distinguirlas? ¿dónde encontrarlas?; quizá sea bueno saber qué le gusta al nuevo presidente de EU, Obama, y seguir por ese camino.
Invertir en tiempos de crisis requiere de enormes habilidade  (Foto: )
Andy Serwer y Beth Kowitt
NUEVA YORK (Fortune) -

Ahora que el mercado bajista se ha convertido en una situación normal, una buena inversión consiste en decirle al prójimo “mis acciones han bajado menos que las tuyas.”

¿Pero puede ser de otro modo? Hacer dinero en un mercado alcista es fácil, pero hacer dinero en el escenario actual requiere de verdaderas habilidades. La pregunta que vale es, entonces, qué tipo de acciones podrían subir en un mercado como el de hoy.

La búsqueda no es sencilla, pues el 98% de las acciones estadounidenses se venden por debajo de su precio promedio de transacción en el periodo de un año a la fecha. Podrías pensar que comprar algunas de esas acciones a un precio de ganga es un buen negocio, pero éstas podrían caer aún más. Lo frustrante es que algunas sí subirán su valor en el próximo año, pero no sabemos cuáles.

Hay, sin embargo, ciertos temas que podrían ayudarte a encontrar ese selecto grupo de acciones que registrarán un alza. Estate atento a los siguientes fenómenos:

Obama-filia: Un reciente artículo de Bloomberg mencionaba cómo la postura del presidente electo en torno al gas natural comprimido como fuente de combustible automotriz podría favorecer algunas acciones como las de Chesapeake Energy, Devon Energy y XTO Energy.

OPAs: Habrá más fusiones, incluso los mercados bajistas pueden estimularlas. En el sector tecnológico, gigantes como Oracle, Cisco y Yahoo suelen adoptar una estrategia de adquisiciones (como comprar pequeñas compañías de software). También los bancos entrarán a este juego, pero aquí la cosa se pone más peligrosa. El sector energético también: Chesapeake (la mayor productora de gas natural en EU) parece que está siendo cortejada por varias empresas interesadas en comprarla.

Teoría de la relatividad: El meollo consiste en no ir más rápido que el propio movimiento bajista, sólo ser más veloz que la competencia. Por ejemplo, Time Warner reportó sin mucho bombo sus ganancias del tercer trimestre, pero la agencia AP retomó la noticia diciendo que “las ganancias de Time Warner superaron las expectativas”, y como resultado sus acciones subieron como la espuma, mientras que las del índice S&P 500 y las de su rival Disney bajaron. La victoria era en realidad pequeña para los accionistas de la compañía, pero en el escenario actual, esos movimientos relativos son importantes.

Readquisiones: Sabemos que esta puede ser una falsa esperanza, pero con los precios bursátiles tan bajos esta estrategia puede cobrar sentido. Como ejemplo está la empresa Telephone and Data Systems, que anunció una readquisión de accciones por 250 millones de dólares. No es mucho dinero, pero ayudó, sus acciones han subido de valor.

Dividendos: El dinero en efectivo es el rey en estos días. No creo que sea demasiado tarde para comprar acciones después de que las compañías anunciaran un incremento de dividendos. Ver lo que sucede en Questar, Emerson Electric y Vornado.

Frugalidad: Recomiendo también poner atención a las empresas que están recortando costos o incluso reduciendo su tamaño. Pero hay que hacerlo con cuidado, porque puede ser riesgoso: las acciones de Genco Shipping, por ejemplo, registraron un alza luego de que la firma redujera su flota naviera, pero poco después los vientos del mercado cambiaron y el valor de las acciones de Genco se fue a pique.

Ganancias: Recuerda que algunas verdades universales siguen vigentes. John Eade, CEO y director de investigación en Argus Research, lo dice así: “Lo que hace que las acciones suban, en cualquier lugar y en cualquier mercado, son las crecientes ganancias. El mercado ahora lleva cinco trimestres donde todas las ganancias corporativas han estado cayendo y en 2009 seguirán disminuyendo.”

Pero hay una esperanza, “Las áreas donde nuestros analistas están viendo cierta fuerza son las del sector salud. Ofrecen proyecciones muy positivas para farmacéuticas, biotecnología y dispositivos médicos” añade Eade. ¿Cuáles son estas empresas? Baxter International, Abbott Labs, Schering-Plough y Johnson & Johnson. También el sector educación está registrando buenas cifras, “imagino que mucha gente está perdiendo su empleo y piensa que pasará tiempo hasta que encuentre trabajo, así que vuelven a la escuela a tomar cursos, en escuelas públicas pero también en universidades con ánimo de lucro. Como ejemplo están ITT Educational Services y Corinthian Colleges.

Así pues, algunas acciones serán ganadoras, encontrarlas es el truco. 

Ahora ve
No te pierdas