Senado analizará topar tasas de interés

Los senadores evalúan un proyecto de ley que impondría techos a lo que la Banca cobra por crédi de aprobarse, la iniciativa tendría que pasar aún a la Cámara baja para su análisis.
Los legisladores buscan proteger las finanzas personas de lo
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los bancos que operan en México podrían verse obligados a mantener las tasas de interés de los préstamos que hacen debajo de cierto límite, no otorgar tarjetas de crédito preaprobadas y mucho menos llamar a los consumidores para ofrecérselas, de acuerdo con un decreto que se votará este jueves en el pleno del Senado.

El proyecto de ley de senadores priistas, perredistas y panistas, de ser aprobado, pasaría a la Cámara baja para su evaluación y aprobación.

La iniciativa prevé que en cualquier tipo de financiamiento “se deberá pactar una sola tasa de interés ordinaria máxima y, en su caso, una sola tasa de interés moratoria máxima”.

Aunque las tasas de interés varían dependiendo del banco y el producto, las tarjetas de crédito cobraron en promedio un 41.78% en octubre de 2008, aunque el Costo Anual Total (CAT) de este tipo de financiamiento ascendió a 110%, según datos del Banco de México y la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El análisis del proyecto de ley se da mientras los bancos han decidido endurecer sus políticas para otorgar crédito, luego de que la morosidad en la cartera de crédito total de subiera  a un 3.03% al cierre del tercer trimestre y el financiamiento al consumo cayó un 28.9% anual en octubre, según cifras oficiales.

Los senadores darán primera lectura del decreto este jueves y se pretende que sea aprobada, para ser enviada a la cámara de Diputados para su aprobación final.

Otros de los cambios que proponen los legisladores son que los bancos no podrán llamar a los hogares para ofrecer productos, a menos que el usuario haya dado su autorización previamente.

Las reformas propuestas también buscan que las instituciones financieras eliminen prácticas como otorgar tarjetas de crédito a menores de edad, preaprobadas a personas que no las solicitaron o incrementar los límites de financiamiento sin el consentimiento del usuario.

Además, “en los créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a una tarjeta (…), sólo podrá cobrarse intereses sobre los saldos diarios insolutos comprendidos dentro del período de cálculo de intereses del estado de cuenta de que se trate”, precisa la iniciativa.

El sector podrá otorgar tasas de interés promocionales, las cuales en todo caso deberán ser inferiores a la tasa de interés ordinaria máxima, siempre y cuando sus términos y condiciones estén claramente estipulados.

En el tema de comisiones bancarias “queda prohibido cobrar cualquier comisión por concepto de sobregiro o intento de sobregiro en créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a una tarjeta, así como de créditos personales de liquidez sin garantía real”.

 La iniciativa indica que en estas épocas de crisis financiera mundial, es importante emitir normas que protejan a los clientes de las instituciones financieras “de las prácticas predadoras de algunos intermediarios”.

“Se requieren normas que eviten las malas prácticas por parte de las entidades que prestan servicios financieros desde el ámbito comercial o del sector financiero que dañan de forma grave a los usuarios de servicios financieros, y que por lo tanto, inhiben que la población ingrese al sector regulado y supervisado para acceder a otro tipo de fuentes de financiamiento peligrosas”, menciona.

El sistema bancario mexicano es dominado por grandes grupos internacionales como Banamex, BBVA, Santander, HSBC y el mexicano Banorte.

(Con información de agencias)

Ahora ve
No te pierdas