Futbol español, en la cuerda floja

La Selección llegó a la final del Mundial pero con jugadores que militan en equipos quebrados; incluso el Barcelona, donde se concentran futbolistas muy valiosos, aceptó problemas monetarios.
Espana  (Foto: Notimex)
POTCHEFSTROOM, Sudáfrica (CNN) -

La marcha triunfal de la Selección española de futbol para ganar en Sudáfrica su primer Mundial parece haber desviado la atención del precario estado financiero de muchos de los clubes de su Liga que subsisten por sobre sus posibilidades. Incluso el Barcelona, segundo en la última lista de la consultora Deloitte de los clubes más ricos del mundo por ingresos, admitió esta semana problemas de efectivo.

El nuevo presidente del club catalán, Sandro Rosell, dijo que habían pedido un crédito de 150 millones de euros (190 millones de dólares) para asegurar la liquidez.

La peor recesión económica en España en al menos 50 años, el hundimiento del mercado inmobiliario y el incremento de los salarios y costos de traspasos se han aliado para empujar a los clubes a mayores números rojos y han obligado a algunos, como el Real Mallorca, a declarar un concurso de acreedores.

La situación ha sido criticada durante algún tiempo, pero pocas medidas se han tomado desde la Federación Española de Futbol (RFEF), la Liga Profesional de Futbol (LFP) o el Gobierno socialista encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero.

Una gran parte del problema es el poder ejercido por el Barça y su tradicional rival, el Real Madrid, que lideró la Liga del Dinero del Futbol de Deloitte, con ingresos en la temporada de 401.4 millones de euros en la temporada 2008-2009, frente a los 366 millones de euros de los catalanes.

A diferencia de otras ligas europeas, los acuerdos por los derechos audiovisuales, una fuente de dinero clave para los clubes, son negociados individualmente, y el Madrid y el Barça ganan alrededor de la mitad del pozo de 600 millones de euros que genera la televisión.

"La inestabilidad financiera se debe principalmente al excesivo gasto en jugadores", dijo a Reuters Ángel Barajas, profesor de gestión financiera en la Universidad de Vigo.

"Este elevado gasto está ligado al intento de mantener el nivel competitivo con clubes como Real Madrid y Barcelona que tienen una capacidad de generar ingresos muy superior a los demás (...) Esto supone que muchos clubes gasten en jugadores cantidades superiores a los ingresos", agregó.

Límite a gasto

La LFP ha propuesto limitar la cantidad que se gasta cada año en salarios de jugadores y traspasos a un 70% de los ingresos, pero analistas han dicho que la medida dejaría demasiado margen para escurrirse.

La batalla por los ingresos de los acuerdos televisivos se incrementó en mayo, cuando algunos de los equipos más ricos dijeron que planeaban crear una primera división diferenciada.

Los clubes más pobres habían instado al Gobierno a introducir el sistema de negociación colectiva utilizado en la Liga Premier inglesa y otros países, pero el ministro de Deporte, Jaime Lissavetzky, dijo a Reuters que no estaba dispuesto a intervenir.

En una entrevista en la sede de entrenamiento de España en el Mundial el viernes en Potchefstroom, el presidente de la RFEF, Ángel María Villar, dijo que no quería discutir las finanzas de los clubes en la Liga y sólo quería hablar de la selección.

"Cuando estemos en España hay muchas cuestiones que nos preocupan, que queremos mejorar, que queremos modificar", comentó.

"Cuando estemos en España y cuando estemos trabajando el día a día tomaremos las decisiones que tenemos que tomar", añadió.

Un estudio del profesor de la Universidad de Barcelona José María Gay publicado en mayo, mostró que los 20 clubes de la Liga tenían una deuda combinada de 3,526 millones de euros en 2008-2009, un alza comparada con los 3,490 millones de la temporada anterior.

El crecimiento de los ingresos fue menos de la mitad, de un 4%, desde el 10% de la campaña 2007-2008, y los costos operativos se elevaron a 1,704 millones de euros, superando los ingresos de 1,455 millones de euros.

Sólo el Madrid, el Barça y el Numancia, que descendió, lograron un beneficio operativo, mientras que los costos laborales totales suponen un enorme 85% de los ingresos operativos.

Increíble éxito

"Se gasta por encima de lo que se ingresa. Este es el problema del futbol español, exactamente lo mismo que ha conducido a España a la actual situación de crisis", dijo Gay a Reuters el viernes.

"Al final, si la cuenta de resultados no arroja beneficios pasa lo que ahora está pasando: se pierde, las deudas no se pueden pagar y la inquietud se apodera del fútbol español", añadió.

Tanto Gay como Barajas dijeron que no pensaban que las dificultades financieras de los clubes amenazarán la capacidad de España para competir internacionalmente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El éxito de la selección española (en Sudáfrica) puede impulsar internacionalmente el papel de la Liga y nuestro producto sería susceptible de venderse muy bien en el mundo", dijo Gay.

"(La selección) está haciendo una promoción y una campaña de marketing de la Liga extraordinaria (...) Ahora tienen que ser los dirigentes, la LFP, la Federación y los propios clubes quienes han de saber rentabilizar el exitazo. De ellos depende", concluyó.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×