La justicia argentina reanuda juicio contra represores de la dictadura

Ricardo Miguel Cavallo, ex director del Renave en México, y otras 18 personas son acusadas de secuestros, torturas y desapariciones
co-cavallo-carcel  Cavallo, que vivió en México entre 1989 y 2003, espera condena junto con otras 17 personas
/
BUENOS AIRES (Notimex) -

La justicia argentina reanudó este viernes el juicio contra 18 presuntos autores de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar (1976-1983), entre ellos el ex marino Ricardo Miguel Cavallo, alias “Sérpico”.

Los 18 presuntos represores, acusados de secuestros, torturas, violaciones y desapariciones en perjuicio de 184 personas que estuvieron detenidas en tres centros clandestinos a lo largo del régimen militar, serán condenados a más tardar en octubre próximo.

En la sesión de este viernes, el Tribunal Oral Federal de Buenos Aires, integrado por los jueces Daniel Obligado, Oscar Hergott y Ricardo Farías, continuó con la lectura del requerimiento de elevación a juicio por parte del Ministerio Público Fiscal.

El juicio se lleva a cabo en medio de una amplia expectativa, ya que durante estos meses unas 400 víctimas denunciarán ante los tribunales y frente a sus secuestradores las torturas que sufrieron en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

La abogada Elea Peliche, en representación de organismos de derechos humanos, explicó que la ESMA fue el mayor centro clandestino de detención y ahí actuaron algunos de los represores más temidos y emblemáticos de la época.

Uno de ellos es Cavallo, que presuntamente secuestró, torturó, desapareció a víctimas y se apropió de sus bienes, pero terminada la dictadura fue beneficiado por las leyes de Punto Final y Obediencia Debida que amnistiaron a los militares.

Libre de procesos, Cavallo se mudó a México en 1989, donde en 1998 su empresa Talsud ganó la concesión para operar el Registro Nacional de Vehículos (Renave), que el propio Cavallo dirigió al año siguiente. En el 2000, fuentes periodísticas revelaron su pasado en la dictadura militar argentina y fue detenido por la Policía Internacional (Interpol) en el aeropuerto de Cancún, cuando intentaba escapar hacia Buenos Aires.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Comenzó entonces un periplo judicial que incluyó tres años de prisión en México, de donde fue extraditado hacia Madrid por pedido del juez español Baltasar Garzón y, finalmente, fue traído a Buenos Aires en 2008.

Junto con Cavallo será juzgado Alfredo Astiz, un ex capitán que se infiltró en las organizaciones de derechos humanos en la década de 1970 y que fue bautizado como “El Ángel Rubio” o “El Ángel de la Muerte”. En la lista de acusados también figura Jorge “El Tigre” Acosta, quien fue capitán jefe del Grupo de Tareas que dirigió la ESMA y decidió la tortura y muerte de centenares de personas.

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×