Un asesinato en Dubái repercute en todo el Medio Oriente

La muerte de un activista de Hamas es atribuida al Mossad, el servicio secreto israelí. Israel niega el crimen
El funeral de Mahmoud al-Mabhoub en Gaza
El funeral de Mahmoud al-Mabhoub en Gaza  El funeral de Mahmoud al-Mabhoub en Gaza
Paula Hancocks
Autor: Paula Hancocks
Dubai (Reuters) -

Un personaje misterioso asesinado en su hotel de Dubái por un escuadrón especializado que operaba, según la policía, con pasaportes europeos… Suena como el guión de una novela de espías de John LeCarré. Pero es una historia real y hay una cacería de los asesinos del alto mando de Hamas, Mahmoud al-Mabhoub.

Al seguir sus pasos, esta es la historia que surge: al-Mabhoub llegó al aeropuerto internacional de Dubái la tarde de enero 19. Apenas llegar, se trasladó a su hotel el al Bustan Rotana, donde horas más tarde, sería asesinado.

La policía de Dubái dice que no usaba su nombre verdadero, así que el personal del hotel no tenía forma de saber que se trataba de uno de los fundadores del brazo militar de Hamas y que Israel lo había buscado por más de 20 años.

Miembros de su familia informan que al-Mabhoub tomó una habitación en el primer piso del hotel tras asegurarse de que no hubiera un balcón y que las ventanas estuvieran selladas para que nadie pudiera entrar.

En Gaza, su hermano dice a CNN que al-Mabhoub nunca comía o bebía nada en un hotel o avión pues sabía que su cabeza tenía un precio. La policía de Dubái dice que salió del hotel y regresó a las 9:30 de la noche. Ahora buscan saber dónde estuvo y, más que nada, con quién se vio.

La policía de Dubái declinó hablar con CNN, pero le dijeron a su familia que al-Mabhoub tenía cinco o seis marcas de shock eléctricos en sus piernas, detrás de sus oidos, en sus genitales y en la zona del corazón. Por la sangre hallada en una almohada, la policía sospecha que fue sofocado

El teniente Dahi Khalfan, jefe de la policía de Dubái, ha declarado a medios locales que buscan a un equipo de profesionales, muchos de los cuales tenían pasaportes europeos.

Se cree que salieron del país antes de que el cuerpo de al-Mabhoub fuera descubierto. La policía trabaja con la Interpol para seguir el rastro de los asesinos y ha expresado públicamente su sorpresa por el hecho de que tan relevante figura de Hamas viajara sin su propio equipo de seguridad.

Israel lo niega

En el funeral de al-Mabhoub, en Damasco, Siria, donde pasó los últimos años de su vida, pocos dudan de que Israel ordenó el asesinato.

Sus familiares en Gaza también están convencidos de que el Mossad, la unidad de inteligencia israelí, es responsable.

Su hermano, Farq al-Mabhoud, dijo: “Si se conoce el motivo de su visita a Dubái, se concocerá 90% de la investigación. Algunos en Hamas dicen que Dubai era un punto intermedio a un tercer país al cual se dirigía”.

Su hermano también asegura que al-Mabhoub manejaba una empresa textilera, aparte de sus labores en Hamas, y que tal vez por ello se encontraba en Dubái.

El padre de al-Mabhoub, Abed al-Rauf, dijo a CNN que “sobrevivió a un intento de asesinato en Líbano y otros dos en Siria. Israel ha estado tras él los pasados 22 años”.

Y es que Israel tiene en verdad buenas razones para ubicarlo en su lista de los más buscados. Al-Mabhoub es de los responsables del secuestro y asesinato de dos soldados israelíes en 1989.

Fuerzas de seguridad israelí dicen a CNN que al-Mabhoub era un lazo crítico entre Irán, Hezbolá y Hamas y que estaba involucrado en el tráfico de armas a Gaza. Las mismas fuentes señalan que un traficante de armas podría tener muchos enemigos, no sólo Israel.

Fiel a su política en temas de seguridad, como éste, Israel no confirma ni niega cualquier relación con la muerte de al-Mabhoub.

Algunos analistas señalan dos puntos benéficos de esta política: no hay repercusiones internacionales si no se admite algo así; y aunque se acuse falsamente a Israel de un asesinato, sólo abona a favor de la reputación del Mossad al poder eliminar un objetivo cuando y donde lo determine.

Sin embargo, el Mossad ha cometido errores que se han hecho públicos. El intento de envenenar al líder de Hamas, Khaled Mashal en Jordania, en 1997, concluyó en el arresto de dos agentes del Mossad. El ya fallecido rey Hussein forzó entonces al ex Primer Ministro Benjamin Netanyahu a enviar el antídoto para salvar la vida de Mashal y liberar al líder espiritual de Hamas, Sheik Yassin. Algunos años después, Yassin fue asesinado por Israel en Gaza.

La policía de Dubái ha dicho que el Mossad podría ser responsable del crimen en su territorio y le ha pedido tanto a Hamas como a los israelíes no entrar más. Sin embargo, no hay evidencias como para acusar formalmente a nadie.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×