La inconsistente historia del Mossad

La muerte de un líder de Hamas en Dubái es un capítulo en la cadena de operaciones de la agencia de inteligencia de Israel
Muchos creen que el Mossad liquidó al líder de Hamas, Mahmoud al-Mabhouh
Muchos creen que el Mossad liquidó al líder de Hamas, Mahmou  Muchos creen que el Mossad liquidó al líder de Hamas, Mahmoud al-Mabhouh
Por Paula Hancocks
Autor: Por Paula Hancocks
JERUSALÉN (Reuters) -

El asesinato en la habitación de un hotel en Dubái de un líder de Hamas se ha llevado los titulares de prensa en todo el mundo a la vez que se suceden los rumores y especulación sobre el equipo que presuntamente lo liquidó.

Los dedos acusadores—en lo medios como en las redes de inteligencia— apuntan a la agencia de espionaje israelí, el Mossad. La dependencia guarda silencio pero su historia habla de operaciones en el Medio Oriente, Sudamérica y Europa.

El jefe de la policía de Dubái declaró a un medio local  que está seguro que una escuadra asesina del Mossad es responsable de la muerte de Mahmoud al-Mabhouh.

En Israel, los editoriales ya no preguntan si el Mossad es responsable, sino si el Mossad cometió un error. Un comentario en The Haaretz reza: “Los asesinatos no son efectivos ni legales y, algunas veces, no morales, cuando el blanco es un líder político o alguien que debió haber sido detenido”.

Pero el Mossad y el gobierno israelí se aferran a la política de la ambigüedad al no confirmar ni negar su participación en el crimen. Al guardar silencio, hay menos repercusiones internacionales y a cualquier agencia de inteligencia del mundo le gusta que sus amigos se queden adivinando.

Implacables

Sin embargo, muchas operaciones en el pasado se adjudican al Mossad. Sin duda, uno de sus mayores logros ha sido la captura de Adolf Eichmann, uno de los arquitectos del Holocausto, en Argentina, en 1960. Eichmann fue llevado a Israel, donde fue juzgado y ejecutado en 1962, en la única vez en que ese país aplicó la pena de muerte.

Rabi Eitan, que lideró esa misión del Mossad, dijo a CNN: “Pudimos haberlo matado, fácilmente, pero queríamos llevarlo a juicio. Eso fue más difícil”.

En la Olimpiada de 1972, en Munich, terroristas palestinos asesinaron a dos atletas israelíes e hicieron a nueve más rehenes en demanda de la liberación de 200 palestinos. Israel se negó y los atletas murieron tras un intento frustrado de rescate por parte de militares alemanes en el aeropuerto.

La llamada “masacre de Munich” llevó a la entonces primera ministra israelí a decir: “Obviamente fue algo bien organizado por terroristas y nuestros muchachos pagaron por ello”.

A Meir sobre todo se le atribuyen las órdenes al Mossad de dar con los asesinos. Un año después, tres palestinos fueron asesinados en Beirut, incluyendo a Mohammad Yusuf al-Najjar, líder de Septiembre Negro, el grupo de militantes que perpetró el ataque.

En los años siguientes, un puñado de palestinos, presuntamente involucrados, también fueron asesinados.

Vergüenza internacional

Pero en Lillhammer, Noruega, agentes del Mossad asesinaron a un hombre equivocado, un marroquí que no tenía nada que ver. Cinco agentes fueron apresados y liberados en Israel tras dos años

Ronald Bergman, experto en el Mossad, dijo a CNN: “Por años, el Mossad se ganó la reputación de ser una agencia eficiente y de inteligencia implacable con una ‘licencia para matar’”.

Sin embargo, la misión de envenenar al líder de Hamas, Khaled Meshaal en Jordania, en 1997, falló espectacularmente.

Los agentes del Mossad fueron detenidos y el rey Hussein de Jordania forzó al entonces primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (que, coincidentemente es también el actual premier) a enviar el antídoto para salvar a Meshaal y liberar al líder espiritual de los Hamas, Sheik Yassin. Éste luego murió cuando su automóvil recibió el impacto de misiles disparados por un helicóptero militar israelí.

Danny Yatom era líder del Mossad en ese tiempo y él ordenó liquidar a Mashaal.

Yatom dijo a CNN que no lamenta haber tratado matar a Mashaal, sino que falló. “No creo que ningún terrorista deba gozar de inmunidad y que deberían saber que el mundo los perseguirá”.

El actual jefe del Mossad, Meir Dagan, mantiene el silencio pero algunos editoriales en la prensa israelí piden su renuncia si se demuestra que la agencia ejecutó a Mabhouh.

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×