Los protagonistas de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe

Los 33 jefes de Estado y de Gobierno decidieron constituir una comunidad latinoamericana, que deberá consolidarse en Venezuela y Chile
co-cumbre-america  Los mandatarios de la región se reunieron en Playa del Carmen, México
| Otra fuente: CNNMéxico
PLAYA DEL CARMEN (CNNMéxico) -

Un presidente que agradece la ayuda con lágrimas, dos más que discuten y se mandan al carajo, un mandatario que dirige un país que es objeto de un embargo económico de Estados Unidos desde hace 40 años, y una jefa de Estado que se enfrenta a Gran Bretaña y rechaza la presencia de plataformas petroleras en el Cono Sur. Fue una cumbre histórica.

Tuvieron que pasar 200 años desde que inició la lucha de independencia de América Latina y el Caribe para que por primera vez estuvieran reunidos sus líderes: los jefes de Estado y de gobierno de las 33 naciones de la región. Honduras fue la excepción, ya que su gobierno fue elegido en un contexto de golpe de Estado y se encuentra suspendida de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La solidaridad se manifestó en torno a Haití. Su presidente, René Préval, fue de los primeros en llegar a la Riviera Maya, en el estado que se asoma al Caribe, Quintana Roo. Tan pronto pisó suelo mexicano, expresó su agradecimiento y abrazó y besó en ambas mejillas y en la frente a Angélica Pool, periodista de El Periódico de Quintana Roo.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, confesó que Préval lloró en el almuerzo del primer día. “Yo no sé si los presidentes deban llorar”, dijo Chávez en tono conmovido y sensible a la tragedia que vive en pueblo haitiano.

También se dijo conmovido quien parecía inalcanzable en una cumbre, el mandatario de Cuba, Raúl Castro, quien aseguró que estaba dispuesto a compartir la pobreza de su país con la de Haití y alentó a ayudar a la nación centroamericana cuando la olviden sus dirigentes.

La cumbre estuvo a punto de verse “empantanada” cuando el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reclamó el embargo económico que sostiene Venezuela con su país.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que los agentes de Estados Unidos estaban tratando de “empantanar” la cumbre por intentar construir un organismo que integrara a todas las naciones latinoamericanas y caribeñas sin la presencia de Estados Unidos ni Canadá.

Chávez explicó todo más tarde ante los medios y aseguró que está en el ánimo de restablecer las relaciones con Uribe. No obstante, para suavizar el diferendo se tuvo que crear un Grupo de Amigos encabezado por el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández.

El presidente de México, Felipe Calderón, sostuvo reuniones bilaterales con Brasil, con quien anunció un pacto comercial y un proyecto conjunto en materia petroquímica. Celebró otra reunión con Hugo Chávez, con Leonel Fernández, con presidentes de la Comunidad del Caribe (Caricom, por sus siglas en inglés) y con el mandatario de Haití, René Préval. La cita con el jefe de Estado en Cuba, Raúl Castro, quedó pendiente para los próximos meses.

Los mandatarios de los países latinoamericanos y caribeños llegaron con agendas propias y con una meta conjunta: crear una comunidad, que aunque aún no tiene nombre oficial, todos consideran urgente crear.

Reconocieron a los presidentes que dejan en próximas fechas los cargos: Michelle Bachelet, de Chile, y Óscar Arias, de Costa Rica, y dieron la bienvenida a Sebastián Piñera y Laura Chinchilla.

Entre los objetivos de este proyecto estratégico están incrementar el empleo, garantizar el acceso real de nuestros productos a los mercados de ambas naciones, atendiendo las barreras que pueden tener los exportadores.

Hubo muestras de solidaridad, como el rechazo a la presencia de plataformas petroleras de capital británico en las Islas Malvinas, que no respetan el acuerdo 31/49 de las Naciones Unidas.

En la declaratoria final de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, decidieron constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños para consolidar su identidad, con base en el respeto al derecho internacional, la igualdad soberana, el no uso ni la amenaza del uso de la fuerza, la democracia, el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente y el diálogo permanente para la paz.

Esta nueva integración asume el patrimonio del Grupo de Río y de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo.

La cita próxima es en 2011 en Venezuela, después en Chile al siguiente año, donde se culminará el proceso de constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Los países de Latinoamérica y el Caribe cumplieron la mayoría de edad a 200 años de su lucha de independencia.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×