Fujimori casa a su hija en la cárcel

El ex mandatario de Perú, condenado a 25 años de prisión, conduce a su hija menor al altar, en una ceremonia en el lugar donde está preso
Alberto Fujimori, ex presidente de Perú, desciende de la limusina que trasladó a él y su hija
efe-fujimori-boda  Alberto Fujimori, ex presidente de Perú, desciende de la limusina que trasladó a él y su hija
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Sachi Fujimori, hija menor del ex presidente peruano Alberto Fujimori, cumplió el deseo de que su padre la llevara al altar, sin importar que su boda tuviera que celebrarse en el centro de detención donde el ex mandatario cumple una condena de 25 años de cárcel por asesinato.

El matrimonio religioso se realizó en la capilla de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía, tras varios días de polémica en Perú sobre si el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) debía permitir que la ceremonia se efectuara en las instalaciones penitenciarias.

Una limosina blanca trasladó a Sachi y a su padre hasta la sede policial, luego de recoger al ex mandatario en otro edificio de la Diroes.

El vehículo entró al centro de detención por la puerta trasera y hacia las 17:30 (hora local) condujo a los pasajeros a la puerta de la capilla, donde ya esperaban unos 50 invitados.

Fujimori, quien gobernó Perú entre 1990 y 2000, y en 2009 fue condenado a 25 años de cárcel por su responsabilidad en la muerte de un grupo de estudiantes, descendió de la limusina, ayudó a Sachi y ambos, tomados del brazo, ingresaron a la capilla.

Ahí aguardaban Keiko, hija mayor de Fujimori, proclamada candidata a la Presidencia y férrea defensora de su padre; Susana Higuchi, madre de las dos mujeres, y el novio, el alemán Marc Koening.

Los invitados llegaron a la sede policial en dos autobuses, mientras que Keiko y los familiares del novio lo hicieron en sus vehículos privados resguardados por fuertes  medidas de seguridad. A las puertas de la Diroes esperaban atentos casi un centenar de simpatizantes de Fujimori y periodistas.

La ceremonia duró 50 minutos. A su término, los invitados se trasladaron en los autobuses al sitio de la fiesta, el museo Larco Herrera, situado en el barrio limeño de Pueblo Libre.

Al festejo estaban invitadas 450 comensales —con un costo por boleto de 50 dólares (640 pesos)— y fue preparado por entre 80 y 100 personas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, de todo ello no pudo disfrutar Fujimori, quien tuvo que permanecer en el interior de la Diroes ya que el permiso para participar en la boda de Sachi no le permitía abandonar su lugar de reclusión.

Con información de EFE

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×