EU prepara su salida de Iraq, siete años después de la invasión

El saldo de la invasión iniciada en 2003 ha sido un gasto de 713,000 mdd y casi 4,400 soldados muertos
efe-iraq-invasion  Después del régimen de Hussein y gobiernos de transición, los iraquíes buscan consolidar una autoridad estable
/
| Otra fuente: EFE
WASHINGTON (Reuters) -

Siete años después de su invasión a Iraq, con un gasto de más de 713,000 millones de dólares, casi 4,400 soldados muertos y decenas de miles de heridos, Estados Unidos se encamina a la salida.

La que comenzó como “Operación Libertad para Iraq” el 19 de marzo de 2003, se convertirá en septiembre en “Operación Nuevo Amanecer”, cuando la presencia militar estadounidense que por largos periodos ha sido de más de 160,000 soldados baje a unos 50,000.

Para este fin de semana, en el aniversario de la irrupción de las fuerzas estadounidenses en Bagdad, se han programado manifestaciones en todo Estados Unidos que protestan tanto contra esa guerra como contra la prolongación de la campaña en Afganistán.

Según el Pentágono, hasta esta semana habían muerto en Iraq 4,338 soldados y otros 31,700 habían sufrido heridas, en un conflicto que se ha prolongado más que las intervenciones estadounidenses en la Primera y la Segunda Guerra Mundial juntas.

Las organizaciones de apoyo a los soldados que retornan del Golfo Pérsico indican que hay más de 60,000 hombres y mujeres que sufren trastornos postraumáticos, y decenas de miles más que padecen desde conflictos familiares hasta problemas para reinsertarse en sus estudios o empleos.

El presidente Barack Obama sigue firme en su promesa de que reducirá el contingente de los 95,000 soldados que hay ahora en Iraq a 50,000 en este verano (hemisferio norte), y que todas las tropas de combate estadounidenses habrán salido de ese país a fines de 2011.

Pero esta retirada que satisface, aunque lentamente, a los pacifistas, está acompañada por una escalada en Afganistán, una guerra que inició en octubre de 2001 y le ha costado a los estadounidenses ya más de 260,000 millones de dólares, más de 1,000 soldados muertos y unos 6,000 heridos.

Las dos campañas, para las cuales Estados Unidos ha movilizado casi tres millones de soldados y cientos de miles de contratistas privados, han drenado de oficiales, de soldados, de equipos y de armamento al Ejército y a la Infantería de Marina, las dos fuerzas más exigidas en los conflictos.

La guerra en Iraq, que comenzó también entre protestas multitudinarias, inició con el argumento de que el régimen del presidente Saddam Hussein poseía armas químicas, biológicas o radioactivas que amenazaban a toda la región. Las llamadas “armas de destrucción masiva”.

La campaña fue veloz: en apenas 23 días la vanguardia de Infantería de Marina había llegado a Bagdad. Los equipos de expertos militares que durante meses inspeccionaron Iraq no encontraron los supuestos arsenales proscritos.

Pocos meses después empezó una insurgencia contra los ocupantes acompañada por ataques sectarios entre sunitas y chiitas.

La campaña de Iraq se convirtió en la guerra del presidente George W. Bush y un empantanamiento creciente de las fuerzas estadounidenses, hasta que hubo un cambio en la jefatura del Pentágono y un reemplazo de mandos militares, y en 2007 el envío adicional de 30,000 soldados cambió el balance.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde 2008, Estados Unidos empezó a retirar gradualmente sus tropas de las ciudades y de las operaciones de combate, lo cual si bien no incrementó la seguridad para los iraquíes, aminoró el ritmo de ataques contra los estadounidenses y, por lo tanto, la cifra de bajas.

Desde el cambio de gobierno en Washington, el conflicto de Iraq ha ido desapareciendo de la atención pública, más ocupada por la crisis económica y el desempleo en Estados Unidos que por campañas que libran tropas voluntarias en tierras lejanas.

Ahora ve
Científicos observan por primera vez el choque de dos estrellas de neutrones
No te pierdas
×