Los demócratas revelan nueva propuesta de reforma de salud

El plan, que busca su aprobación final en el Congreso estadounidense, tiene un costo de 940 mil millones de dólares
El presidente Obama y la representante Nancy Pelosi, impulsores de la reforma de salud
reuters-obama-salud  El presidente Obama y la representante Nancy Pelosi, impulsores de la reforma de salud
Alan Silverleib
Autor: Alan Silverleib | Otra fuente: CNN
WASHINGTON (Reuters) -

Líderes demócratas en el Congreso estadounidense revelaron este jueves un esperado plan de seguridad social con un costo de 940 mil millones de dólares, lo que prepara el escenario para el debate legislativo final sobre la prioridad de política interna del presidente Barack Obama.

El vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, anunció que Obama decidió retrasar un viaje previsto a Australia e Indonesia para ayudar a impulsar la iniciativa. El mandatario tenía pensado salir de Washington el domingo, el mismo día que se prevé que la Cámara de Representantes vote la medida.

De ser aprobado, el proyecto constituiría la más grande expansión de las garantías de seguridad social federales desde la creación de los servicios Medicare y Medicaid hace más de cuatro décadas. El plan extendería la cobertura de seguro médico a 32 millones de estadounidenses, de acuerdo con un análisis preliminar de la Oficina Presupuestal del Congreso.

Entre otros aspectos, el programa expandiría la cobertura de prescripciones médicas de Medicare, incrementaría los subsidios federales para ayudar a las personas a comprar un seguro médico y eliminaría las restricciones basadas en condiciones de salud preexistentes.

El proyecto presentado busca unir las propuestas previas de la Cámara de Representantes y del Senado, en parte disminuyendo y retrasando la implementación de un impuesto a las pólizas de seguro más caras.

Como lo hacían las iniciativas ya existentes, ésta incluye reducciones al presupuesto de Medicare a través de cambios en los pagos realizados bajo el programa Medicare Advantage. También elimina una medida profundamente impopular del documento del Senado que exentaba al estado de Nebraska de pagar gastos más altos de Medicare.

El plan reduciría el déficit nacional en 138 mil millones de dórales durante los próximos 10 años, de acuerdo con la Oficina Presupuestal del Congreso, y lo disminuiría en más de un billón de dólares para la siguiente década.

Ahora la Cámara de Representantes está lista para considerar dos documentos el domingo: el del Senado, que fue aprobado en diciembre y tiene un costo de 875 mil millones de dólares, y éste de 940 mil. Para que el plan reciente se convierta en ley, la propuesta del Senado también debe ser avalada. Si éste es aprobado, aún tendría que pasar por el Senado.

Representantes descontentos con la propuesta menos ambiciosa del Senado han recibido promesas de líderes demócratas senatoriales de que aprobarán el proyecto de 940 mil millones de dólares. Líderes en la cámara cabildearon con fuerza para asegurar que éste incluyera una ampliación de los subsidios para las familias de ingreso bajo y medio, así como una reducción a los impuestos a las pólizas costosas.

Sin embargo, líderes republicanos dijeron que la nueva estimación de la Oficina Presupuestal del Congreso no cambia su opinión sobre el conjunto del plan, al que se oponen vehementemente.

Los republicanos insisten en que la propuesta demócrata hará poco para reducir los crecientes costos médicos y conducirán a impuestos más altos para las familias de clase media derivados de los recortes a Medicare.

La demócrata Nancy Pelosi, no obstante, ha expresado confianza en las últimas semanas de que obtendrá el suficiente respaldo para los documentos del Senado y el de este jueves. Necesita 216 votos de su bancada de 253 miembros para aprobar las medidas. No se prevé que algún republicano las apoye.

Un total de 27 representantes demócratas dijeron a CNN el miércoles que se unirán a los republicanos en su oposición al plan senatorial. Eso deja a los detractores de la reforma a 11 votos de vencer la medida.

Los líderes republicanos también critican la decisión de los demócratas de utilizar una maniobra legislativa conocida como reconciliación, que permitiría al plan de 940 mil millones de dólares —si es avalado por la Cámara de Representantes— limpiar el camino para su aprobación en el Senado con una mayoría simple de 51 votos. Afirman que este procedimiento no fue ideado para discutir proyectos tan importantes como la reforma a la seguridad social.

Encuestas de opinión pública señalan que los estadounidenses están profundamente divididos sobre la iniciativa demócrata de reforma al sistema de salud, aunque algunos aspectos particulares guardan mucha popularidad.

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×