Existen tecnologías para blindar construcciones contra terremotos

La técnica de “aislación de base” promete disminuir notablemente el derrumbamiento de edificios en terremotos
El sismo de la madrugada del sábado devastó construcciones en todo el país
reuters-chile-sismo  El sismo de la madrugada del sábado devastó construcciones en todo el país
John D. Sutter
Autor: John D. Sutter | Otra fuente: 1
CNN -

Los terremotos no matan a la gente, pero los edificios colapsados sí.

¿Se pueden diseñar edificios que no se derrumben cuando se sujeten a los retumbos de la tierra?

La respuesta simple es sí. Existe la tecnología para hacer edificios casi a prueba de terremotos. Sin embargo, instalar esos edificios seguros en todo el mundo no es tan simple. Tampoco lo es encontrar quien los pague.

En varias entrevistas, ingenieros que trabajan en edificios resistentes a terremotos dicen que las tecnologías actuales evitan que los edificios bien diseñados se quiebren cuando tiembla la tierra debajo de ellos.

Como tan gráficamente han probado los terremotos de Haití y Chile, el verdadero problema puede ser que la adopción de estas tecnologías de construcción –muchas de las cuales requieren tan sólo simples cambios de material de construcción‑ está lejos de ser equitativa.

“La mayoría de los desastres son creados por los seres humanos. Es cómo construimos y dónde construimos lo que crea el peligro, el desastre”, dijo Michael Armstrong, vicepresidente del International Code Council, un grupo no lucrativo que desarrolla códigos de construcción para que países los adopten. “Terremotos, huracanes, incendios o inundaciones seguirán ocurriendo, pero hay maneras acerca de dónde construimos y cómo construimos que pueden reducir el impacto”.

En Chile, luego del terremoto de 8.8 grados de magnitud, se registraron más de 700 muertes. El 12 de enero, un terremoto menos potente, de 7.0 grados, dejó más de 200,000 muertos en Haití.

La diferencia en estas cifras viene de la tecnología y la construcción de edificios, según han dicho científicos e ingenieros. En Haití los edificios fueron construidos rápida y económicamente. Chile, una nación más rica e industrializada, se adhiere a códigos más estrictos de seguridad.

Cómo funciona

La tecnología diseñada para evitar que los edificios colapsen funcionan de dos maneras, esencialmente: Haciendo los edificios más fuertes o haciéndolos más flexibles para que se balanceen y desplacen sobre el terreno que tiembla antes de que se derrumben.

Lo último en tecnología emplea una idea llamada “aislación de base”.

Por casi 30 años, ingenieros han construido rascacielos que flotan sobre sistemas de cojinetes de bolas, muelles o cilindros acojinados. No se asientan directamente en el suelo, así que están protegidos contra algunos sismos. En caso de un terremoto mayor, se balancean unos pocos pies. Los edificios están rodeados por “fosos”, o zonas de contención, así que no se balancean hasta otras estructuras.

“Prácticamente se toma la cimentación del edificio y se pone sobre algo parecido a muelles o sobre un mecanismo que le permita moverse un poco con el terremoto”, dijo Armstrong, del consejo de códigos de construcción.

Los edificios bien diseñados con sistemas de aislación de base garantizan que no habrá pérdida de vidas, sin importar la fuerza de un terremoto, dijo Michael Constantinou, profesor de ingeniería civil en la universidad de Buffalo, de la Universidad estatal de Nueva York.

Más difícil que perfeccionar la tecnología, dijo, es calcular qué tanto de un terremoto afectará cierta área.

“El problema está en estimar correctamente la demanda sísmica”, dijo. “No creo que haya un problema con la tecnología”.

Mehmet Celebi, un investigador mayor de ingeniería civil en la Encuesta Geológica de EU, dijo que ha habido ejemplos de sismos en donde edificios con aislación de base sobrevivieron mientras otros no. Dijo que un hospital de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles, por ejemplo, sobrevivió a un terremoto en 1994 “absolutamente ileso”.

Un edificio vecino del hospital que no usaba la tecnología de aislación sufrió daños considerables, dijo.

Nuevos desarrollos

Sin embargo, algunos ingenieros están desarrollando tecnologías para mejorar esta idea de edificios semiflotantes.

Bill Spencer, profesor de ingeniería civil en la Universidad de Illinois, dijo que censores electrónicos que detectan movimientos telúricos pueden decirle al edificio cómo reaccionar para evitar el daño.

“Es la esencia de los sistemas de frenos anti bloqueo en los coches”, dijo. “Ellos miden el comportamiento dinámico del coche y ajustan la fuerza de frenado para que se haga lo que tu quieres hacer”.

Celebi dijo que en Japón ya han sido construidos algunos de esos edificios con censores, pero no en Estados Unidos. Algunos usan acelerómetros, que también son encontrados en algunos teléfonos inteligentes para detectar el movimiento.

“Si exceden un cierto nivel, entonces el sistema de amortiguación se pone en marcha y reduce la cantidad de vibración” en el edificio, dijo.

Viejas ideas

Otros están tratando de hacer menos caros los edificios a prueba de terremotos.

Los nuevos edificios con la tecnología para resistir terremotos cuestan cerca de 5 o 10 por ciento más que aquellos construidos sin estas precauciones, dijeron ingenieros.

El costo de adaptar viejos edificios a los estándares modernos de terremotos es mucho más caro, pero ha sido probado en ciertos casos, como cuando la ciudad de San Francisco adaptó su ayuntamiento a la tecnología de aislación de base.

Ese proyecto, que incluyó otras adaptaciones, costó un total de 293 millones de dólares, de acuerdo al diario San Francisco Chronicle.

Los altos costos alejan a países como Haití de la posibilidad de adoptar las últimas tecnologías y técnicas de construcción, dijo Nicolas Sitar, profesor de ingeniería civil y ambiental de la Universidad de California en Berkeley.

Dijo que hacer los edificios más simples podría, de hecho, hacerlos más fuertes y costaría menos que las mejoras con alta tecnología.

“A veces es realmente simple”, dijo.”Los simples edificios cuadrados que son relativamente fuertes sobrevivirán muy bien (los terremotos). El problema es que a la mayoría de los arquitectos y la gente no le gusta vivir en edificios cuadrados con ventanas cuadradas.

Conciencia

Los ingenieros señalan otras soluciones simples, como reforzar edificios de concreto con varillas de acero y agregar pernos a los cimientos de los edificios de madera, como maneras de prevenir muertes masivas en terremotos.

Pero tales medidas todavía no son tomadas en cuenta en muchas partes del mundo, dijo Armstrong.

“Hay una manera de reducir el riesgo”, dijo. “Los países que no han adoptado los códigos tienden a ser países pobres y tal vez el grado de sofisticación o compromiso con la ejecución del código es también un problema en estos países”.

Sería un buen inicio para muchos países en desarrollo el adoptar códigos que incluyan medidas sobre resistencia a los terremotos, dijo, pero eso no arregla todo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Armstrong dijo que la gente en todo el mundo, con todo tipo de trabajos, desde planeadores urbanos hasta trabajadores de la construcción, necesita tomar conciencia de las tecnologías y métodos de construcción que previenen que los edificios colapsen en terremotos.

“Puedes escribir un muy buen código, pero más te vale tener la capacidad de ejecutarlo”, dijo. “Tienes que tener gente en el terreno que esté entrenada y certificada en códigos y que quieran ejecutar los códigos”.

Ahora ve
Emilio Estefan comparte la receta del mejor mojito de Miami
No te pierdas
×