Amnistía Internacional acusa a China por pena de muerte pero oculta cifras

Amnistía Internacional afirma que China condensa el mayor número de penas de muerte, pero rechaza especificar cuántas
cámara de ejecuciones  cámara de ejecuciones
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Amnistía Internacional (AI) señaló que China tuvo el mayor número de sentencias y muertes por la pena capital durante 2009, pero rechazó precisar la cifra exacta.

En el informe Condenas a Muerte y Ejecuciones en 2009, el organismo reportó que China fue el país donde se llevó a cabo el mayor número de ejecuciones, "con una cifra estimada en miles", sin especificar cuántas, como una forma de presión para que la cifra deje de ser un secreto de Estado.

“Las autoridades chinas aseguran que se están llevando a cabo menos ejecuciones. Si eso es verdad, ¿por qué no dicen al mundo a cuántas personas ejecuta el Estado?”, cuestionó Claudio Cordone, secretario general provisional de Amnistía Internacional.

No obstante, la organización tampoco dió la cifra de ejecuciones en China -aun cuando se dedica a documentar los abusos y violaciones a los derechos humanos en el mundo-, argumentando que buscan presionar al gobierno para que sea él quien de a conocer esa información.

La forma en que se llevan a cabo los juicios en el país asiático no cumple con garantías para el acusado, de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, señala el informe difundido este lunes.

“En muchos casos, se admiten confesiones a pesar de que el acusado afirma ante el tribunal que fueron extraídas bajo tortura, el acusado tiene que demostrar su inocencia, en lugar de que se demuestre su culpabilidad”, dice el estudio.

El reporte cita el caso de Losang Gyaltse y Loyar, quienes fueron detenidos en 2008 durante los disturbios que estallaron en la Región Autónoma del Tíbet. Ambos fueron condenados a muerte al mes siguiente por el Tribunal Popular Municipal Intermedio de Lhasa.

Por considerar un método “más limpio, seguro y cómodo”, las autoridades chinas anunciaron como objetivo a largo plazo emplear la inyección letal en lugar de la ejecución mediante pelotón de fusilamiento.

Así, Amnistía exigió en su reporte al gobierno chino que informe con precisión el número de ejecuciones que realiza cada año. 

Estados Unidos, el único de América

En el continente americano el único país que llevó a cabo ejecuciones fue Estados Unidos. En 2009 realizó 52 ejecuciones más que las realizadas en los tres últimos años. No obstante, es la mitad de las 98 penas que ejecutó en 1999.

Las ejecuciones en Estados Unidos se dan en 10 entidades, encabezadas por Texas con 24 casos. En Nuevo México esta práctica fue abolida en 2009.

106 personas fueron condenadas durante 2009 en ese país, número que va en descenso por séptimo año consecutivo y es el más bajo desde 1977, según los cálculos del Centro de Información sobre la Pena de Muerte.

De acuerdo con el informe de AI, en el mundo hubo 714 muertes en 18 países durante 2009 y que 2,001 personas en 51 países fueron condenadas a muerte.

Después de China, el país con mayor número de ejecuciones es Irán, donde se aplicó la pena capital a, por lo menos, 388 personas; 14 de las ejecuciones se dieron de forma pública, y el organismo advierte que es probable que la cifra sea superior.

“En el periodo de ocho semanas, entre las elecciones presidenciales del 12 de junio y la toma de posesión del presidente Mahmud Ahmadineyad para su segundo mandato, el 5 de agosto, Amnistía Internacional registró 112 ejecuciones”, señala el documento.

Al menos cinco ejecutados eran menores de edad, y en un lapso de cinco meses, de enero a junio de ese año, el número de ejecuciones fue de 196, agrega, la mayoría de la cuales se llevaron a cabo tras juicios que violaron el derecho y las normas internacionales relativas a la pena de muerte.

Este fue el primer año en el que no ocurrieron ejecuciones en Europa, ya que Bielorrusia, único país donde permanecía esta práctica, no ejecutó a ningún preso, pero sí dictó dos sentencias de muerte.

Arabia Saudita ocupa el tercer lugar con 69 personas ejecutadas y el cuarto es Estados Unidos, con 52 casos.

AI hace un estudio sobre sentencias a muerte y ejecuciones cada año en todo el mundo con base en datos oficiales, información de medios de comunicación, reportes de organismos de derechos humanos en cada país e investigaciones propias.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo con el informe, esta pena se aplica con criterios discriminatorios y de forma desproporcionada a personas pobres, que pertenecen a minorías o  comunidades étnicas y religiosas, frecuentemente tras juicios sin apego al respeto de los derechos humanos.

Dos países se sumaron a la abolición de la pena de muerte: Burundi y Togo, sumando ahora 95 naciones en contra de este tipo de sentencias.

Ahora ve
Cinco museos de Latinoamérica están entre los mejores del mundo
No te pierdas
×