Autoridades rusas identifican a la segunda suicida del Metro de Moscú

Maryam Sharipova, una profesora de 28 años originaria de Daguestán, no daba muestras de tener ideas radicales
efe-suicidas-bomba  A raíz de la violencia terrorista, Rusia ha aumentado las medidas de seguridad
/
| Otra fuente: CNN
MOSCÚ (Reuters) -

Investigadores rusos identificaron a la segunda suicida que hizo estallar una bomba la semana pasada, durante el ataque al Metro, como Maryam Sharipova, una profesora de 28 años originaria de Daguestán, informaron las autoridades este martes.

Sharipova nació en la villa de Balakhani, una república predominantemente musulmana ubicada a un lado de Chechenia, en el sur de Rusia, según dijo a CNN el Comité de Investigación de la fiscalía rusa.

Al igual que Chechenia, por años, Daguestán ha sufrido problemas debido a la violencia de islamistas radicales.

El comité señaló que identificó a Sharipova a través de exámenes de medicina forense. Ella y otra suicida, Dzhennet Abdullayeva, detonaron sus explosivos con diferencia de 40 minutos la mañana del 29 de marzo.

Las explosiones afectaron las estaciones de Lubyanka y Park Kultury, en el centro de Moscú, y causaron la muerte de 40 personas y heridas a otras 80. Alrededor de 500,000 pasajeros viajaban en los trenes de la capital rusa al momento de los ataques.

Sharipova hizo estallar una bomba casera en la estación de Lubyanka, mencionó el comité. Las autoridades rusas continúan con “acciones de investigación y operación para identificar y arrestar a los organizadores y autores intelectuales detrás de estos actos terroristas”.

El padre de la mujer, Rasul Magomedov, fue llevado a Moscú para identificar los restos, dijo un miembro del comité a CNN bajo condición de anonimato. Su testimonio no dejó dudas de que se trataba de Sharipova.

El periódico independiente ruso Novaya Gazeta reportó el sábado en un texto exclusivo que Magomedov había identificado a su hija en una fotografía publicada en Internet la semana pasada.

La imagen fue descrita como la de una suicida desconocida en la estación de Lubyanka. Alguien envió la foto al teléfono móvil de Magomedov.

“Mi esposa y yo reconocimos inmediatamente a nuestra hija, Maryam”, dijo Magomedov al medio, cuyo texto fue reproducido en otras publicaciones.

“Cuando mi esposa vio a nuestra hija por última vez, ella estaba usando la misma bufanda roja de la fotografía (…) No sabíamos en qué estaba”.

Magomedov mencionó que había visto a su hija por última ocasión el 26 de marzo, mientras que su esposa la vio el 28, menos de 24 horas antes de la explosión. Otras personas que conocieron a Sharipova también la reconocieron, de acuerdo con el periódico.

Sharipova —a quien, como a otros niños en la familia, bautizaron con el nombre de su abuelo, Sharipov— nació entre maestros. Su padre enseña lengua y literatura rusa en la escuela local de Balakhani, y su esposa, biología.

Según el medio, Sharipova asistió a la misma escuela en la que daban clase sus padres. Se graduó de la universidad en 2005 con diplomas en matemáticas y psicología. Recientemente, había dado clases de computación en un plantel local.

“Aún no podemos creer lo que pasó”, dijo su padre, de acuerdo con Novaya Gazeta. “Ni siquiera podemos imaginar cómo llegó a Moscú”.

Magomedov describió a su hija como “muy piadosa”, y aclaró que nunca expresó visiones radicales.

“Creo que alguien la manipuló psicológicamente”, mencionó, enfatizando que ella era una psicóloga certificada. “Vivía con nosotros, trabajaba como maestra y llevaba una vida abierta”.

Una persona que conoce muy bien a la familia Magomedov dijo al periódico que Sharipova era una persona “calmada y confiada”. Agregó que nadie la escuchó “expresar ninguna opinión extremista o la vio mostrando un comportamiento desequilibrado”.

El martes, la televisión estatal rusa, que citó a las autoridades, mencionó que Sharipova había sido esposa de Magomedali Vagabov, de 35 años, un líder rebelde local que peleaba contra las fuerzas del gobierno desde la década de 1990, y quien reporta directamente a Dokku Umarov, el líder rebelde checheno que se atribuyó las explosiones. El Comité de Investigación no comentó al respecto.

La televisión también transmitió imágenes del pueblo de Sharipova y habló con su padre. “Cuando ellos (las autoridades) me llamaron para decirme que ella se había volado a sí misma en el Metro de Moscú, dije que era basura”, señaló.

La semana pasada, el comité identificó a la primera suicida como Abdullayeva, también originaria de Daguestán. Su edad exacta no fue revelada, pero el comité dijo que nació en 1992.

Diarios rusos reportaron el viernes que Abdullayeva —cuyo apellido también ha sido citado como Abdurakhmanova— era la viuda de un prominente rebelde daguestaní que fue muerto por fuerzas federales en diciembre.

Una aparente fotografía de Abdullayeva y su esposo, identificado como Umalat Magomedov, de 30 años, fue publicada en medios rusos. Muestra a un hombre barbado con su brazo alrededor de una mujer con apariencia de adolescente, vestida en un atuendo musulmán tradicional. Ambos sostienen pistolas y miran hacia la cámara.

Las características de la fotografía, incluyendo cuándo fue tomada, no han sido explicadas. CNN no pudo confirmar la autenticidad de la imagen.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×