Europa y la ONU piden estabilidad al gobierno provisional de Kirguistán

La Unión Europea y organismos internacionales demandan que se estabilice la situación en el país, tras el derrocamiento del presidente
presidente depuesto de Kirguistán
EFE- Bakíev  presidente depuesto de Kirguistán
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Tras el derrocamiento del presidente Kurmanbek Bakíev en Kirguistán, Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) solicitaron al gobierno provisional garantizar la estabilidad del país. 

Pierre Morel, representante de la Unión Europea para Asia Central, expresó en la capital kirguís, Biskek, la preocupación de Europa por la situación en el sur del país, donde se refugia el depuesto Bakíev. 

El emisario comunitario hizo esta declaración durante una reunión con el viceprimer ministro, Omurbek Tekebáyev, encargado de redactar una nueva Constitución. 

Entre los cambios que se prevén se encuentra la conversión de Kirguistán en una democracia parlamentaria al estilo europeo.

El emisario de la Organización de las Naciones Unidas, Jan Kubis, y los representantes de la OSCE, el enviado especial Zhanibek Karibzhánov y el director del centro de prevención de conflictos de la organización, Herbert Salber, solicitaron a Tekebáyev restablecer la paz civil en el país. 

Los diplomáticos resaltaron la importancia de que los procesos políticos en Kirguistán "vuelvan al cauce jurídico". Durante la última semana, los cuerpos de seguridad de Bakíev se enfrentaron, provocando la muerte de 81 personas y más de mil 500 heridos. 

Rusia, que mantiene influencia en Asia Central y cuenta con una base aérea cerca de Biskek, fue el primer país que expresó su apoyo a las nuevas autoridades kirguises y ofreció ayuda urgente, tanto humanitaria como económica.

La embajada de Estados Unidos, que también tiene cerca de Biskek un centro de tránsito de cargamentos a Afganistán, crucial para la campaña militar en dicho país, declaró por su parte que planea "celebrar encuentros" con los dirigentes del gobierno provisional kirguís.

Tekebáyev, por su parte, expuso hoy los pasos y planes de su gobierno provisional de confianza popular para evitar el estallido de un conflicto civil, recuperar la normalidad en el país y recabar respaldo diplomático internacional y asistencia económica.

"Las negociaciones que llevamos a cabo con representantes de la ONU, la Unión Europea, y otras organizaciones internacionales y países buscan ante todo legitimar la nueva administración de Kirguizistán", dijo Tekebáyev a la prensa tras reunirse con Morel.

Anunció que dentro de dos o tres meses, el gobierno provisional someterá a referéndum una nueva Constitución, llamada a modificar el rígido sistema presidencialista que sustentaba el régimen de Bakíev.

Tras liberalizar el sistema político del país, el gobierno provisional convocará a elecciones parlamentarias y presidenciales, y necesitará la presencia de numerosos observadores internacionales para garantizar su transparencia, aseguró el político.

La víspera, la OSCE afirmó que las nuevas autoridades aceptaron entablar un diálogo con Bakíev, pero hoy subrayó que aunque el gobierno provisional reconoce la inmunidad del presidente depuesto, el único tema que negocia con su clan familiar es su renuncia.

El derrocado líder kirguís, acusado de autoritarismo, abusos y corrupción, pidió a la comunidad internacional que investigue su responsabilidad y la de la oposición por la violencia en Biskek, y prometió aceptar su veredicto.

(Con información de EFE)

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×