La renuncia del presidente de Alemania causa problemas a Angela Merkel

La canciller alemana busca que el sustituto de Köhler sea del agrado de la oposición y tenga la máxima aprobación en la Asamblea Federal
Sin Pie de Foto
Renuncia de Horst Kohler en Alemania  Sin Pie de Foto
/
BERLÍN (Reuters) -

La canciller alemana, Angela Merkel, inició la complicada búsqueda de un nuevo presidente para Alemania tras la dimisión el lunes de Horst Köhler de la jefatura del Estado, cargo para el que la Asamblea Federal deberá elegir un sucesor el próximo 30 de junio.

La "inoportuna e inesperada" dimisión de Köhler supone un duro revés para Merkel, que tiene que afrontar la crisis del euro, negociar con sus socios los complicados presupuestos de 2011 y asumir los peores resultados en las encuestas desde antes de su llegada al poder.

Es la segunda vez en una semana que Merkel pierde a un hombre relevante en el poder, tras la renuncia del jefe del gobierno de Hesse, Roland Koch, quien  dejó huérfana al ala conservadora de la Unión Cristianodemócrata.

Si ya costó digerir esa baja, la renuncia del presidente supone un nuevo golpe para Merkel, quien nombró para la presidencia a Köhler hace seis años con el consenso de sus aliados liberales.

Los analistas coinciden en que la dimisión de Köhler no podía haber llegado en peor momento, así como en la imperiosa necesidad de Merkel de resolver su sucesión lo antes posible para concentrarse en los otros problemas de envergadura que agobian a su coalición de gobierno.

La canciller anunció que tratará de buscar a un candidato que no sólo sea del agrado de sus socios, sino que cuente con la máxima aprobación posible en la Asamblea Federal.

Merkel celebró este martes consultas con el líder de la Unión Socialcristiana (CSU) y presidente de Baviera, Horst Seehofer, y el presidente de los liberales (FDP) y titular de Exteriores, Guido Westerwelle.

Todos ellos guardan absoluto mutismo sobre los nombres que se barajan para la presidencia de Alemania.

La única certeza de la jornada corrió por cuenta del presidente del parlamento, Norbert Lammert, quien anunció la convocatoria de la Asamblea Federal para el 30 de junio, fecha límite constitucional para la elección del nuevo presidente.

Lammert es, precisamente, uno de los nombres en las quinielas que baraja la prensa para la sucesión de Köhler, en las que también figuran los ministros de Finanzas y Trabajo, los cristianodemócratas Wolfgang Schäuble y Ursula von der Leyen, respectivamente, pero también el antiguo jefe del Tesoro, el socialdemócrata Peer Steinbrück.

Los medios especulan también con la posibilidad de que Merkel aproveche esta elección para anunciar una reforma de su gabinete ministerial, toda vez que su coalición atraviesa un momento crucial con múltiples promesas electorales incumplibles y desbordada por la gravedad de la crisis europea y los problemas económicos nacionales.

En el caso de que el candidato a la presidencia consensuado por Merkel y sus socios no lograra el respaldo de la oposición, los partidos en el gobierno contarían de todos modos con una mayoría suficiente en la Asamblea Federal para imponer el suyo.

La Asamblea Federal está formada por los 622 diputados del Bundestag, la cámara baja alemana, y otros tantos compromisarios que son elegidos por los parlamentos regionales de los 16 estados federados, no solo políticos, sino también representantes de la vida social como deportistas, escritores o simples ciudadanos con méritos especiales, simpatizantes de las distintas formaciones.

Lammert explicó que la decisión sobre la fecha de la elección había sido tomada tras consultar con la presidencia del Bundesrat, la cámara alta o territorial alemana, los distintos grupos parlamentarios y la canciller Merkel.

La fecha elegida permite a los parlamentos regionales tomarse tiempo para seleccionar a sus representantes en la Asamblea, y facilita las necesarias obras provisionales en el Reichstag para duplicar la capacidad de aforo del salón de plenos del Bundestag.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×