Obama busca un 'equilibrio' tras el ataque israelí a flotilla en Gaza

Obama hará un ‘difícil acto de equilibrio’ en las negociaciones de paz entre Israel y Gaza tras el ataque a la flotilla de ayuda humanitaria
obama gaza
obama gaza  obama gaza
/
WASHINGTON (CNN) -

El presidente Barack Obama ofrecería este miércoles al mandatario palestino, Mahmoud Abbas, nueva ayuda de Estados Unidos en momentos en que Washington busca limitar las consecuencias negativas por el asalto de Israel a una flotilla que transportaba asistencia a Gaza.

Al recibir a Abbas en la Casa Blanca, Obama también intentará asegurarse de que las tensiones en Oriente Medio por la operación mortal que comandos israelíes realizaron la semana pasada no desbarate los esfuerzos de paz impulsados por Washington entre Israel y los palestinos.

Pero al acometer esta tarea deberá realizar un difícil acto de equilibrio.

Obama posiblemente asegure a Abbas que va a presionar a Israel para que suavice su bloqueo a Gaza y permita el ingreso de más suministros humanitarios, pero al mismo tiempo el líder estadounidense quiere evitar tensiones adicionales entre Washington y el Estado judío.

La visita de Abbas se producirá en medio de una fuerte condena internacional a Israel -estrecho aliado de Estados Unidos- luego de que sus fuerzas abordaron el 31 de mayo un barco turco que transportaba ayuda humanitaria a Gaza, acción en la que murieron nueve activistas pro palestinos.

El líder palestino instará a Obama, que ha sido más medido en su respuesta al ataque contra la flotilla que la mayor parte de la comunidad internacional, para que asuma una posición más firme frente a Israel.

"El presidente Abbas solicitará la intervención del presidente Obama para que se levante incondicionalmente el sitio a la Franja de Gaza porque ésta sería la única vía para reducir la tensión", dijo a Reuters Nabil Abu Rdainah, un portavoz de Abbas.

El gobierno del presidente Obama ha calificado como "insostenible" el bloqueo que lleva tres años, que según dice Israel es necesario para detener el contrabando de armas y que los palestinos consideran como un castigo colectivo.

Las expectativas de que en la reunión se concrete algún avance importante son bajas. Pero luego de haberse comprometido a aliviar la situación de Gaza, Obama no enviará a casa a Abbas con las manos vacías.

"El presidente (Obama) y el presidente Abbas discutirán medidas para mejorar la vida de las personas en Gaza, incluido el apoyo estadounidense a proyectos específicos para promover el desarrollo económico y una mejor calidad de vida", dijo un funcionario estadounidense de alto rango.

El compromiso de Obama incluirá una estrategia "a largo plazo para el avance que llevaremos adelante a través de consultas con los palestinos, israelíes, egipcios y otros socios", agregó el funcionario.

No hubo detalles inmediatos sobre la cantidad y el tipo de ayuda estadounidense que será ofrecida al empobrecido enclave costero palestino, que desde el 2007 está controlado por el grupo islamista Hamas, que desplazó a la facción Fatah de Abbas.

Pero cualquier nueva inyección de fondos tendría como condición que no caiga en manos de Hamas, que figura en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos.

En años recientes, la ayuda estadounidense a los palestinos ha sido enviada mayoritariamente a Cisjordania, donde gobierna Abbas, o canalizada a Gaza a través de agencias internacionales.

Washington prometió la entrega de 900 millones de dólares para los palestinos en una conferencia de donantes en el 2009.

Buscando reforzar la posición de Abbas ante su pueblo, se permitirá que la prensa ingrese al Salón Oval cuando ambos líderes estén reunidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La cobertura periodística fue prohibida durante una tensa visita en noviembre del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, lo que fue interpretado como un desaire por los medios israelíes.

La reunión de Abbas con Obama ocurrirá una semana después de que Netanyahu canceló un encuentro similar en Washington y apuró su regreso a casa desde Canadá para lidiar con la crisis provocada por el ataque contra la flotilla.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×