El ex esposo de supuesta espía rusa dice que ya sospechaba de ella

Un ciudadano inglés dice que su ex mujer cambió de personalidad y comenzó a relacionarse con gente extraña y a obsesionarse con el dinero
caso espias
caso espias  caso espias
/
LONDRES (Reuters) -

El ex esposo de la supuesta espía rusa Anna Chapman dijo que la personalidad de su ex mujer cambió luego de tener “reuniones secretas” con amigos rusos hace unos años.

Alex Chapman dijo al periódico The Daily Telegraph que “casi no la reconocía” después de que ella se involucró con contactos oscuros.

Anna Chapman también le confesó a su esposo que su padre, Vasily, había sido un agente de la KGB.

Los Chapman se conocieron en una fiesta en Londres en 2001, cuando Chapman, de entonces 21 años, la vio en la pista de baile y le dijo que era “la chica más bella” que él había visto jamás. Ella tenía 19.

Se casaron seis meses después.

El estilo de vida “desinteresado” y bohemio de Anna pronto cambió, no obstante, le dijo Alex al periódico, y se volvió obsesiva con el dinero y con mudarse a Estados Unidos.

“Era como alguien con crisis de mediana edad, pero en sus veinte”, le dijo Chapman al periódico. “Ella se arreglaba para salir, pero cuando yo le decía que la acompañaría, ella me decía que no, porque estarían hablando ruso. Ella era firme e inflexible en que yo no los conociera”.

Chapman dijo que tenía sospechas de que ella estaba siendo “condicionada” por contactos oscuros para el momento en que su matrimonio terminó, en 2005.

“Anna nunca fue materialista durante los años que vivimos juntos, pero en 2005 y 2006, después de esas reuniones con quien definía como sus ‘amigos rusos’; se transformó en alguien con acceso a mucho dinero, presumiendo por toda la gente influyente que estaba conociendo”.

Hubo un “cambio dramático” en sus pensamientos y su conducta que hicieron que Chapman sintiera “que ya no la conocía”.

Anna Chapman es una de las diez personas arrestados esta semana en Estados Unidos por sospechas de ser parte de una red de espionaje rusa. Se le negó libertad condicional y tiene su próxima audiencia el 27 de julio.

Los sospechosos fueron “agentes entrenados de inteligencia de Rusia”, dijo un vocero del Departamento de Justicia de EU, y la información de los documentos de la corte dice que supuestamente formaban parte de una misión para posicionar a agentes encubiertos en ese país.

El Departamento de Justicia dijo que los sospechosos tenían que reclutar agentes de inteligencia, pero que su misión no era obtener secretos de Estados Unidos. Fueron acusados de actuar como agentes de un gobierno extranjero, y nueve de ellos también fueron acusados de conspiración para lavar dinero.

El caso es el resultado de una “investigación de varios años” conducida por el FBI, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, según informó un comunicado del Departamento de Justicia.

Anna Chapman y otro sospechoso, Mikhail Semenko, presuntamente realizaron vínculos inalámbricos privados de computadoras para comunicarse con un funcionario del gobierno ruso, dice un documento de la corte. En un momento, Chapman estaba en una librería y el funcionario del gobierno pasó en una furgoneta para hacer la conexión inalámbrica, dice el documento.

El miércoles, un funcionario del Servicio de Seguridad visitó a Alex Chapman en su residencia actual en Bournemouth, Inglaterra, para preguntarle sobre su ex esposa, reportó The Daily Telegraph. El funcionario quería saber si Anna Chapman pudo haber sido reclutada en Londres o si incluso hizo espionaje en Reino Unido mientras vivía ahí, dijo el periódico.

Alex Chapman conoció a su ex suegro por primera vez durante la pospuesta luna de miel de la pareja en África en 2002, dijo.

“Su papá daba miedo”, dijo. “Estaba muy preocupado por el rumbo de mi vida, cómo estaba ganándome el dinero. Anna me dijo que él había trabajado como diplomático para el gobierno ruso. Sólo mucho después que me dijo que había sido un agente de la KGB”.

Los Chapman se mantuvieron en contacto después de su divorcio en 2006, dijo el Daily Telegrah, y Alex Chapman “observó con desconcierto” cómo su ex esposa alcanzaba el éxito en Estados Unidos.

“Ella decía no le gustaba EU”, le dijo Chapman al diario. “No le gustaba el acento de los estadounidenses y siempre los imitaba cuando veía programas televisivos de Estados Unidos”.

“Al final de 2006 ella volvió a Rusia y dijo que se iba a quedar allí para siempre, pero de repente quiso ir a Estados Unidos. Empezó a salir con un estadounidense muy rico que la llevó allá, y cuando volvió, dijo que le había encantado”.

Anna Chapman le dijo a su ex esposo que estaba teniendo problemas para que su agencia de bienes raíces por Internet fuera exitosa, dijo Alex Chapman, pero su negocio de repente prosperó el año pasado, empleando a 50 personas.

“Claramente mucho dinero había sido inyectado al negocio desde alguna parte, pero no pude saber de dónde”, dijo.

Anna Chapman “parecía distante” la última vez que él habló con ella hace cuatro semanas, le dijo al periódico.

“Pensaba que la conocía, pero tomó un camino que no creo que supiera conscientemente que estaba recorriendo”, dijo. “Creo en lo más sincero de mi corazón que ha habido algún tipo de influencia en ella, algún tipo de condicionamiento. Entonces, cuando llegó la hora de la verdad, se encontró en una situación de la que no podía salirse”.

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×