Un ex agente soviético dice que hay cientos de espías rusos en EU

Oleg Gordiyevsky, que era un doble agente (para la KGB y el MI6 británico), dice que Rusia sigue actuando igual que en la Guerra Fría
ss ruso  ss ruso
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Estados Unidos acusó a 11 personas de ser “agentes ilegales de un país extranjero” esta semana y aunque el impacto mediático se sintió en todo el mundo, un conocedor de los entretelones del espionaje ruso dice que los operadores podrían ser cientos.

“Un cálculo conservador es que hay unos 400 espías rusos operando en Estados Unidos, tanto en embajadas y consulados como en otras ramas de dependencias de Moscú en ese país”, Oleg Gordiyevsky, un ex agente de la KGB, el servicio de inteligencia soviético, dijo a la emisora Radio Free Europe/ Radio Liberty (RFE/RL).

Aunque la KGB ya no existe, Gordiyevsky dice que la mayor parte de los agentes desplegados por Rusia en EU y otras naciones de Occidente se coordinan desde el mismo edificio donde el poder soviético concentraba la información para apuntalar su poder.

“Los recientes arrestos de los supuestos espías rusos en EU no son más que la punta de un iceberg que se controla desde la central del Servicio Federal de Seguridad”, dijo Gordiyevsky a RFE/RL. Las oficinas del SFS, a las afueras de la capital rusa, fueron la sede de la KGM

El ex agente radica en Londres en una dirección secreta. En los 80 fue protagonista del mayor caso de un agente de alto perfil fugado de la antigua URSS. Asegura que los arrestados en EU son parte de una categoría conocida como “agentes súper encubiertos”, aunque el gobierno de EU les llama “ilegales”.

“Hay unos 60 de ellos en EU”, dijo a la emisora.

Para Gordiyevsky, que se mantiene escribiendo reseñas de libros, artículos periodísticos y recibe un sueldo de jubilación que le proporciona el MI6, el servicio secreto británico, para el que fue un doble agente cuando estaba en la KGB, el reciente escándalo es “muy pequeño como para poner en peligro las relaciones ruso-estadounidenses”.

Estructura para espiar

En su pico en 1985 cuando Mikhail Gorbachov asumió como Secretario General, la KGB llegó a tener una estructura de 400,000 agentes en la URSS. Además, desplegaba hasta 200,000 agentes fronterizos y tenía una enorme red de informantes, dicen Gordiyevsky y Christopher M. Andrew en el libro Por instrucciones del camarada Kryuchkov: secretos archivos de las operaciones de la KGB en el extranjero.

Dentro de la KGB, dicen, la información que se obtenía de fuera de la URSS se concentraba en el FCD, el Directorado de Inteligencia sobre el Extranjero, que pasó de tener 3,000 a 12,000 agentes entre 1965 y 1985.

Desde entonces, dice el autor, a los rusos les quedó la necesidad de tener la inteligencia más completa sobre la forma en que Occidente ve sus políticas de estado.

En una reseña en The Literary Review de El oso muerde de nuevo, en la que Edward Lucas describe cómo el Kremlin amenaza tanto a Rusia como a Occidente, Gordiyevsky escribe que: “La KGB vuelve a mandar en Rusia. En el pasado, el Partido Comunista podía meter en cintura a la KGB pero, ahora, la KGB tiene todo el poder en el país”.

Según el ex agente soviético, las actividades de espionaje rusas “en y en contra” de Occidente” se llevan a cabo a mayor escala de lo que se hizo en la Guerra Fría.

“La Guerra Fría no ha terminado”, dice Gordiyevsky. “Rusia ahora tiene muchos recursos naturales y un control férreo del Estado y le interesa saber lo que se dice del país en otros lados”, escribió en Literary Review.

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×