Corea del Norte advierte a Estados Unidos de armar una "guerra santa"

"Lo que necesitamos de Corea del Norte son menos palabras provocativas y más acciones constructivas", responde Estado Unidos
corea
corea del norte  corea  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
SEÚL (Reuters) -

Corea del Norte dijo este sábado que comenzaría una "guerra santa" contra Estados Unidos y Corea del Sur en "cualquier momento necesario" basada en su capacidad nuclear disuasiva, en respuesta a los ejercicios militares "imprudentes" de los aliados.

Corea del Norte ha elevado las tensiones en la península de Corea a nuevos máximos después de que Corea del Sur acusó a Pyongyang de hundir uno de sus buques de guerra en marzo, matando a 46 marinos, y tomó medidas para fortalecer su defensa, incluidos enormes ejercicios militares con Estados Unidos.

Pyongyang frecuentemente expresó estridentes críticas en el pasado cuando Estados Unidos y Corea del Sur realizaron ejercicios, pero funcionarios estadounidenses dijeron que nuevas provocaciones son posibles, especialmente si Corea del Norte intenta ganar peso político para la sucesión al poder del hijo de Kim Jong-il.

Los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur iniciarán el domingo ejercicios navales y aéreos de gran escala, con un portaviones nuclear incluido, y tienen ejercicios adicionales previstos para agosto.

"El Ejército y el pueblo de la RPDC comenzará una guerra santa en venganza a su propio estilo basada en su capacidad nuclear disuasiva en cualquier momento que sea necesario para responder a los imperialistas de Estados Unidos y a las fuerzas títeres surcoreanas que deliberadamente llevan la situación al borde de la guerra", dijo la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte.

RPDC es la abreviación de República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

"Todas estas maniobras de guerra son sólo directas provocaciones apuntadas a reprimir a la RPDC por la fuerza de las armas", dijo la poderosa comisión en un comunicado divulgado por la agencia de noticias oficial norcoreana KCNA.

Pyongyang volvió a negar su participación en el hundimiento del buque surcoreano Cheonan, y dijo que los ejercicios militares eran "un acto tan imprudente como despertar a un tigre dormido".

Washington descartó las más recientes amenazas y dijo que no tenía interés en participar en una guerra verbal. "Lo que necesitamos de Corea del Norte son menos palabras provocativas y más acciones constructivas", dijo el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley.

Corea del Norte escapó de una reprimenda del Consejo de Seguridad de la ONUI, que condenó el ataque en un comunicado a comienzos de julio sin culpar directamente al Gobierno de Corea del Norte.

Ahora ve