Escapó de la cárcel, pidió empleo y cantó en una iglesia... y lo pescaron

El pastor Ron Kingston intentó ayudar a Tracy Province sin saber que se trababa de un reo que huyó de prisión con cargos de asesinato
foto
Arizona  foto
Autor: Jason Hanna
(Reuters) -

El reverendo Ron Kingston pensó que Tracy Province era un alma desafortunada cuando le dio la bienvenida a su iglesia en Meeteetse, Wyoming, en la mañana del domingo.

Después se sorprendería al saber que Province era un preso fugitivo y un asesino convicto.

Province, 10 días después de que él y otros dos reclusos escaparan de una prisión en Arizona, llegó a la iglesia comunitaria de Meeteetse usando jeans azules y una camiseta de franela.

Se quedó para la ceremonia de las 9.30 a.m., cantó canciones como Your Grace is Enough y se dio la mano con algunos de los 50 feligreses, dice el pastor.

Una mujer que habló con Province en la iglesia lo reconoció después en los informes de noticias ese día y llamó a la policía, lo que llevó a su arresto en ese pueblo en la mañana del lunes, según informó el servicio policial de Estados Unidos.

Pero en la mañana del domingo, Province sólo le pareció a Kingston –que no sabía que las autoridades estaban lo buscaban en el área del Parque Nacional de Yellowstone- alguien con mala suerte y que estaba buscando algún tipo de empleo, recordó el pastor en una entrevista telefónica el lunes.

“Yo lo saludé y me presenté porque era una cara que yo nunca había visto antes”, dijo Kingston. “Nos dimos la mano, le di la bienvenida a la iglesia. Se quedó para la ceremonia y el sermón. Hacia el final, las personas se fueron, pero él se quedó… y me dijo que estaba buscando empleo”.

Province, después de presentarse con un nombre diferente, le dijo a Kingston que había estado tratando de trabajar con una amiga en Yellowstone, y que ahora trataba de ir a casa después de haber fracasado en eso.

“Ella lo dejó o algo así, así que él estaba tratando de que le dieran un aventón a casa, y no contaba con suerte y necesitaba algo de dinero”, dijo Kingston.

Province le dijo a Kingston que le gustaba Meeteetse –un pueblo de alrededor de 300 personas y que está a cerca de 60 kilómetros del parque- y que él era un soldador y que podría quedarse un tiempo para buscar empleo.

Kingston le pidió a Province cortar el césped de la iglesia por algo de dinero. Province accedió, y terminó una hora después.

“Fue amable. Me preguntó si me había parecido bien como había cortado el césped, si creía que él había hecho un buen trabajo”, dijo Kingston.

Province, de 42 años, escapó el 30 de julio de una prisión de Arizona con los reclusos John Charles McCluskey, de 45, y Daniel Renwick. Las autoridades dicen que una cómplice, Casslyn Mae Welch, de 43, ayudó a los convictos a escapar arrojando herramientas cortantes sobre la reja de la prisión.

Renwick, de 35 años, fue arrestado el 31 de julio en Rifle, Colorado, después de un tiroteo con la policía. Province –que cumplía una sentencia de cadena perpetúa por homicidio y robo armado- y McCluskey son sospechosos de matar a una pareja cuyos cuerpos fueron hallados el miércoles en Nuevo México, según el servicio policial.

Las autoridades advirtieron el domingo que creían que Province, McCluskey y Welch podían estar en el área del Parque Nacional de Yellowstone, pero Province probablemente se había separado de los otros dos. Los policías siguieron buscando a McCluskey y a Welch el lunes, diciendo que podían estar en Wyoming central.

Province fue arrestado en la mañana del lunes mientras salía de un motel de Meeteetse, cargando un letrero para aventones con “Casper” escrito en él, dijo la policía.

Bobby Long, dueño del Vision Quest Motel & RV Park, dijo que al parecer Province se había vuelto amigo de alguien hospedado ahí que “le permitió quedarse en la habitación” en la noche del domingo.

Long dijo que no sabía que Province estaba en su motel hasta que fue arrestado.

Kingston dijo que la llegada de Province ha generado “un poco de conmoción para un pueblo del campo”.

“Este tipo de cosas no pasa con frecuencia”, dijo, señalando que los residentes ahora están conscientes de que McCluskey y Welch están libres todavía. “Creo que hizo que la gente considerara cerrar con llave sus puertas, algo que normalmente no hacemos”.

Kingston dijo que su corazón y sus oraciones están con las víctimas de Nuevo México, y le agradece a Dios por la forma en que terminó la visita de Province al pueblo.

Kingston dijo que le preguntó a Province el domingo si tenía fe en Dios. Province dijo que sí, pero que no siempre recorría el camino adecuado, recordó el reverendo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Por alguna razón, creo que este sujeto tiene un poco de respeto por Dios”, dijo Kingston. “Tal vez estaba buscando su redención”.

El pastor dijo que él cree que tal vez Dios condujo a Province a la iglesia para que las autoridades lo pudieran capturar.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×