Crece la polémica por el plan de quemar las copias del Corán en EU

Funcionarios de EU y del mundo piden a una iglesia de Florida abstenerse de celebrar el 9/11 quemando copias del libro sagrado del Islam
indonesia coran
indonesia coran  indonesia coran  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNN
(Reuters) -

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, condenó el plan de quemar copias del Corán en el aniversario de los ataques del 2001 contra los Estados Unidos, al tiempo en que crecen las críticas de musulmanes de todo el mundo.

Hablando el martes en una Iftar, (la cena cuando los musulmanes rompen con el ayuno del Ramadán), en Washington, Clinton dijo que acoge las preocupaciones.

"Me siento alentada por las condenas claras e inequívocas de este acto irrespetuoso, vergonzoso, que ha venido de líderes religiosos americanos de todas las religiones así como de líderes y creadores de opinión laicos", expresó.

El miércoles la embajada de Estados Unidos en Pakistán también condenó el plan de la iglesia de Florida para quemar el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, lo calificó como "irrespetuoso, intolerante y divisivo", en un comunicado.

La declaración se produce días después de que el máximo comandante militar de EU en Afganistán, el general David Petraeus, advirtió que el plan pondría en riesgo las vidas de las tropas de Estados Unidos.

El pastor de la iglesia, Terry Jones, le dijo a CNN el martes que su congregación tomaba en serio la advertencia, pero que no habían decidido cancelar el evento previsto para el 11 de septiembre.

Jones, pastor de Dove World, en Gainsville, Florida, manifestó en American Morning: "Estamos completamente decididos, pero al mismo tiempo, definitivamente estamos orando por ello".

Horas más tarde, Jones respondió a la declaración de Petraeus.

"El general necesita señalar hacia el los islamistas radicales y callarlos, decirles que paren, decirles que nosotros no nos arrodillaremos ante ellos", dijo a Anderson Cooper en AC 360, de CNN.

"Vamos a quemar el libro", reiteró Jones. "No vamos a matar a nadie. No somos asesinos".

Las acciones previstas han sido muy criticadas por musulmanes de todo el mundo y de funcionarios estadounidenses.

La embajada de Estados Unidos en Kabul, Afganistán, el martes emitió un comunicado indicando que el gobierno de EU que "de ninguna manera aprueba esos actos irrespetuosos en contra del Islam, y está profundamente preocupado por los intentos deliberados de ofender a miembros grupos religiosos o etnias".

Enfatizó que condena fuertemente "los mensajes ofensivos, que son contrarios a las políticas del gobierno de Estados Unidos y son profundamente ofensivos con los musulmanes, especialmente durante el Ramadán".

En Indonesia, el país con el mayor número de musulmanes del mundo, han habido manifestaciones muy duras en contra de la propuesta de quema.

Con cerca  de 120,000 tropas de EU y la OTAN que continúan luchando contra Al-Qaeda y sus aliados en el movimiento islámico fundamentalista del Talibán, Petraeus  advirtió que quemar el Corán "es precisamente el tipo de acción que el Talibán utiliza y puede causar problemas significativos, no solo aquí. En todo el mundo estamos comprometidos con la comunidad islámica".

Petraeus dijo que estaba preocupado de las repercusiones políticas el plan de la iglesia.

"Incluso el rumor de que podría tener a lugar ha provocado manifestaciones como la que sucedió ayer en Kabul", manifestó. "Si realmente se da la quema, la seguridad de nuestros soldados y civiles se pondría en peligro y el cumplimiento de nuestra misión sería mucho más difícil".

Jones advierte que los musulmanes son bienvenidos a Estados Unidos, si respetan la Constitución y no tratan de imponer la Sharia, o la ley musulmana. El mensaje, dijo, está dirigido hacia "la parte radical del Islam".

"Nuestro mensaje es muy claro", declaró."No es para los musulmanes moderados. Nuestro mensaje no es de odio. Nuestro mensaje es de advertencia a los elementos radicales del Islam, y creo que lo que vemos ahora alrededor del mundo proporciona exactamente lo que estamos hablando".

El centro dice que fue fundado en 1986 como un "concepto total de iglesia para los ricos, los pobres, los jóvenes, los viejos". Su propósito es "luchar por la justicia y la verdad de la Biblia". Hace énfasis que "los cristianos deben de regresar a la verdad y ya no esconderse".

"Necesitamos hablar en contra del pecado y llamar a la gente al arrepentimiento. El aborto es asesinato. La homosexualidad es pecado. Necesitamos llamar a estas cosas por su nombre y llevar al mundo el verdadero mensaje: que Jesús es el camino, la verdad y la vida", señala la página web de la iglesia.

También recalca su desagrado con el Islam, y en su página web, publica un artículo llamado "10 Razones para Quemar el Corán".

"Cualquier religión que profese cualquier otra cosa que esta verdad, es del diablo. Por eso nos pronunciamos en contra del Islam, que enseña que Jesús no era el Hijo de Dios, de esa manera quitándole el poder de salvación de Jesucristo y llevando a la gente derecho al Infierno", dice el sitio.

Ahora ve